De emprendedor a aspirante a emprendedor: Los mejores consejos

Emprendedores

La Universidad de Salamanca acoge a lo largo de los primeros meses de este curso la segunda edición del programa Emprende en Salamanca, una iniciativa de Bisite Accelerator que pretende acercar experiencias de utilidad para las personas que deciden poner en marcha un negocio.

Dicty

 

Una de las charlas corrió a cargo de Adrián Ferrero, emprendedor vallisoletano y cofundador de Biome Makers. “Nuestra última experiencia se lanzó directamente en la Bahía de San Francisco, conocimos el sistema de innovación de Silicon Valley y tratamos de entender qué es lo que ha hecho de esta zona un polo de referencia a nivel mundial”, explica.


 
Tras fundar la empresa AC-Gen Reading Life, un centro de diagnóstico genético dirigido a la salud humana que fue pionero y que a día de hoy sigue siendo “un centro de referencia a nivel nacional”, Adrián Ferrero y su socio Alberto Acedo desarrollaron nuevas ideas y, finalmente, emprendieron el camino de Estados Unidos. “Lo que nos llevó allí es la aplicación de la misma tecnología genómica pero destinada a la detección de microorganismos y centrada en la industria enológica”, señala. Se trata de “mezclar genética, computación y el negocio del vino y todo ello en torno al microbioma, la comunidad de microorganismos”.


 
En su encuentro con emprendedores de Salamanca, que al igual que todos los de este ciclo tuvo lugar en la Hospedería Fonseca, quiso dejar un mensaje muy claro: “Podemos innovar, emprender y tener éxito en cualquier zona y Europa tiene un caldo de cultivo ideal en estos momentos”, por eso, su objetivo es continuar con sus proyectos en Valladolid. “Hay que tener en cuenta todos los factores que han hecho de zonas como Israel o San Francisco zonas de referencia, debemos entender qué ha pasado allí para que hayan surgido Google o Facebook, ver si podemos replicar los modelos que han funcionado allí e incluso innovar y tratar de crear nuevas tendencias que impacten a nivel mundial”, afirma, “no hace falta irse fuera, pero sí hay que mirar fuera”.