De cuando el Centenario de la USAL volvió a andar

Ha sido en este ejercicio cuando la vicepresidenta del Gobierno ha convocado, por primera vez en su mandato, la Comisión Interinstitucional. Ha sido en este ejercicio cuando han visto la luz los beneficios fiscales.

Tiempo ha pasado ya desde aquella primera petición del rector de la USAL, Daniel Hernández Ruipérez, de que se convocase la Comisión Interinstitucional del VIII Centenario. Un órgano que no se había reunido en todo el último mandato de Rajoy hasta que el 22 de octubre, después de insistir en ello la Universidad, por fin se cumplió el deseo.

 

Fue una Comisión celebrada en el Edificio Histórico, con la presencia de numerosas autoridades, la que retomó este proyecto, un proyecto que engloba no solo a la Universidad de Salamanca sino a todas las instituciones de Educación Superior de España y de Iberoamérica, al ser ella la primera en ver la luz y la que marcó el camino al resto.

 

En ese 22 de octubre, además de presentarse el logo de la efeméride- hecho por Miquel Barceló-, Sáenz de Santamaría dijo que se trataba de un “acontecimiento de excepcional interés público” y que contaría con la aprobación de beneficios fiscales, con vigencia entre el 1 de noviembre de 2015 y el 31 de octubre de 2018.

 

Más allá de los importantes beneficios fiscales, la reunión de la Comisión sirvió para reestructurar este órgano, que ahora está pendiente de posibles nuevos cargos que entren en el Ejecutivo tras los resultados de las pasadas elecciones del 20 de diciembre, y para aprobar los cinco “grandes programas” en los que se integran las actuaciones previstas, según ya señaló en ese momento el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo.

 

CINCO LÍNEAS DE TRABAJO

 

Méndez de Vigo destacó que el primero de los bloques aglutinará las actividades destinadas a “consolidar la posición líder de la universidad de España” en los campos de la enseñanza del español como lengua.

 

El segundo apartado se centrará en el “liderazgo internacional” de la Educación Superior y situar a la institución como “referencia” en el espacio europeo, latinoamericano y del Caribe.

 

Asimismo, el tercero engloba a las propuestas para el análisis y el desarrollo de “nuevos modelos” para la actividad docente e investigadora, un campo en el que la USAL servirá como “banco de pruebas”.

 

En cuanto a los otros dos programas, son los de patrimonio e infraestructuras, con potenciación de mejoras en las instalaciones de la USAL y las relacionadas con ella, y de promoción nacional e internacional, que pondrán “de relieve” los valores de esta conmemoración.

 

Por ejemplo, gracias a estas medidas ya adoptadas, la Universidad contará con la antigua sede del Banco de España, como lugar de referencia del español, donde tendrá aulas, oficinas y otros espacios para fortalecer este ámbito de enseñanza del idioma.

 

INFRAESTRUCTURAS

 

Y si el futuro pasa por instalaciones como esa o la adecuación de otras como las de Peñuelas y el antiguo colegio San Bartolomé, el 2015 se ha caracterizado por la apertura oficial, después de meses de trabajo ya en sus instalaciones, del edificio ‘I+D+i’ de la calle Espejo.

 

Estas instalaciones se han levantado tras casi cuatro años de trabajo y una inversión total cercana a los 14 millones de euros, financiados a través de dotaciones de fondos FEDER -80 por ciento- y de la Junta de Castilla y León -20 por ciento-.

 

El objetivo general de este edificio de 13.500 metros cuadrados es el fomento y el desarrollo de la investigación y la innovación en el seno de la Universidad de Salamanca, dentro de una instalación donde se alojan servicios universitarios como el Banco de ADN y Biobanco Vegetal, Citometría y Separación Celular, Secuenciación de ADN, Isótopos Estables, Espectometría de masas, Nanoelectrónica, los Institutos de Estudios de la Ciencia y la Tecnología y de Investigación del Arte y Tecnología de la Animación y el Centro de Producción Digital e Innovación Tecnológica.

 

HONORIS CAUSA

 

En lo que respecta a su actividad docente, que es la principal tarea de la Universidad, tuvo en el 17 de septiembre su acto con mayor relevancia mediática. En esa fecha se distinguió con el ‘honoris causa’ al Premio Nóbel de Literatura, Mario Vargas Llosa.

 

La candidatura, defendida por la catedrática Carmen Ruiz Barrionuevo, fue presentada por el Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana y por el Instituto de Iberoamérica, y aprobada por el Claustro de Doctores en la sesión celebrada el 4 de diciembre de 2014.

 

Entre los méritos que le hicieron acreedor de este doctorado destacan “su larga trayectoria literaria, reconocida internacionalmente, además de su influencia en la sociedad como líder de opinión”. 

 

CAMBIOS

 

En cuanto a cambios en el organigrama de dirección de la USAL, ha sido en el mes de diciembre cuando se ha dado un cambio de fichas. En estos últimos latidos del año se ha creado el Vicerrectorado de VIII Centenario, con el catedrático Mariano Esteban de Vega como máximo responsable.

 

En cuanto al puesto de Mariano Esteban como vicerrector Ordenación Académica y Profesorado, lo ha pasado a desempeñar María Luisa Martín Calvo, secretaria general hasta entonces.

 

La nueva estructura del equipo rectoral se ha completado con la incorporación al cargo de secretaria general de la profesora del Departamento de Derecho Mercantil Pilar Martín Aresti.

Noticias relacionadas