David Rodrigo realizará el cartel 'Pasión en Salamanca 2016'

David Rodrigo

Fundador de la firma de conservación de patrimonio Uffizzi, su doble faceta de pintor y restaurador influye en su técnica.

David Rodrigo es el pintor elegido por la Tertulia Cofrade Pasión para realizar el cartel 'Pasión en Salamanca 2016' con el que esta asociación cultural anuncia la Semana Santa desde el arte contemporáneo.

 

Dedicado profesionalmente a la conservación y restauración desde hace más de dos décadas a través de la empresa Uffizzi, su técnica pictórica está notablemente influida y enriquecida por esa faceta. Rodrigo, muy conocido entre las hermandades que han encomendado a la firma que fundó en 1994 la limpieza de alguna de sus tallas, es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla en la especialidad de conservación y restauración de bienes culturales y posee estudios en la especialidad de pintura por la Universidad de Salamanca.

 

Asume el encargo, en el que el sucede a Paloma Pájaro y su rompedora María Magdalena, con una mezcla de "ilusión, preocupación y tranquilidad". Aunque no desvela cuál será el motivo de su creación, anticipa que no quiere "buscar el dolor de lo profundo de la Pasión", sino que elegirá "un motivo de esta para trabajar sobre él, pero anticipando la victoria sobre la muerte. El objetivo es la resurrección".

 

Posee diversos primeros premios en certámenes nacionales y su obra se ha expuesto, de manera individual o colectiva, en numerosas ciudades. Entre sus trabajos como restaurador, por citar algunos ejemplos de distinta raíz, están los retablos mayores de las catedrales de Sigüenza y Ciudad Real o el del monasterio de las Descalzas Reales de Valladolid, pero también trabaja en piezas actuales a través del DA2 o en tejidos, como evidencia su labor en telón del teatro Pérez Galdós de Gran Canaria.

 

Ha participado en la recuperación de grupos escultóricos o tallas como La Caña o El Prendimiento. Y a este respecto, ha colaborado con cofradías con artículos divulgativos sobre el cuidado de las imágenes procesionales en boletines como 'Cruz de guía' o 'Madrugada'.

 

Preguntado por su estilo, lo encuadra en la "abstracción lírica". Explica que su pintura "se basa en referentes figurativos tratados como concepciones aéreas que acaban encerradas en los límites del cuadro". De ahí que su abstracción no sea pura, sino lírica, porque siempre se acaba "identificando con una forma que sugiere muchas cosas".

 

En su técnica, apoyado en su profesión de conservador, mezcla diferentes disoluciones, algo en lo que ha obtenido resultados satisfactorios. Comienza en el suelo, derramando los líquidos, pues conoce a la perfección cómo funcionan, y una vez que secan, levanta el cuadro y pinta sobre él con técnica mixta sobre lienzo. Nunca faltan lápices de color.