Dan por finalizadas las labores de búsqueda del joven salmantino en Cullera

Valencia. Manuel P. E., de 19 años, y vecino de Santa Marta, desapareció el pasado miércoles cuando se bañaba en la playa de San Antonio
e. g. / efe
Tras tres días de intensa búsqueda para encontrar al joven Manuel P. E., de 19 años y vecino de Santa Marta de Tormes, desaparecido desde el pasado miércoles en la playa de San Antonio, en Cullera, Salvamento Marítimo dio ayer por finalizadas, por el momento, las labores para localizar al bañista.

Durante la mañana de ayer permanecieron en la búsqueda un helicóptero Helimer y lanchas de la Cruz Roja y Guardia Civil, aunque a mediodía se suspendió el rastreo al haber transcurrido 72 horas desde su inicio. Aunque fuentes de Salvamento Marítimos señalaron que la búsqueda se reanudará dentro de unos días.

El joven bañista desapareció en la tarde del pasado miércoles en la playa de San Antonio, donde en un principio se había adentrado con la intención de dirigirse nadando hasta la zona de “la penyeta del Moro”, a una distancia de un kilómetro mar adentro y próxima a la desembocadura del río Xúquer. Un amigo del desaparecido, hizo una llamada de aviso al 112 sobre las 20.20 horas, al extrañarse de que su compañero, con el que acudió a la playa, no había vuelto tras adentrarse en el mar una hora antes.

Manuel P. E., reside junto a su familia en Santa Marta, aunque lleva un tiempo trasladándose junto con varios compañeros del municipio salmantino a Cullera para trabajar en el sector de la hostelería. Durante el pasado verano estuvieron trabajando en el municipio valenciano y también en las pasadas Fallas, según señalaron fuentes consultadas. En el momento de los hechos, el joven y dos compañeros también de Santa Marta se encontraban en Cullera para cerrar un contrato con el propietario de la heladería Bariloche, donde estuvieron empleados el pasado verano, para trabajar durante la Semana Santa. Ese día, los tres jóvenes visitaron la playa y, mientras dos de los chicos se fueron a pasear, Manuel decidió irse a nadar. Cuando regresaron del paseo se percataron de que algo sucedía al no encontrar a Manuel y avisaron al 112. Tras conocer la noticia, la familia se trasladó a Cullera para conocer cómo avanzaba la búsqueda. Esta desaparición ha dejado consternados tanto a los vecinos de Santa Marta, como a los de San Esteban de la Sierra, donde el joven pasó gran parte de su vida y acudía con frecuencia.