D’Alessandro, convencido de que su UDS “domina la situación”

PRESIÓN, LA JUSTA. “El equipo no llega agobiado, llega a un partido de gran importancia pero conoce bien sus bazas”. ILUSIONADO. “Por las sensaciones y los resultados de los últimos partidos”, comentó
Teresa Sánchez

Las cábalas sobre lo que necesita la UDS para mantenerse no paran, aunque todo pasa por ganar mañana y así lo reconoce Jorge D’Alessandro. “Es un partido muy importante y estamos todos ilusionados, sobre todo por los resultados y las sensaciones de los últimos partidos. El equipo empieza a creer en sí mismo y llegamos en buen momento”. Sigue presidiendo su vestuario el lema prohibido fallar, aunque el entrenador se acuerda de que “la historia ha sido cruel con nosotros porque no merecimos perder en Albacete y tampoco el castigo del día del Recreativo. Pero, bueno no es así e insisto que al equipo lo veo claro con la responsabilidad que tiene”.

Ni siquiera quiere ponerse en la tesitura de una derrota. “La parte oscura es el hecho de no ganar pero repito que es una final y vamos a por todas”. La sensación que transmite el equipo es que se va haciendo al estilo D’Alessandro e incluso que la Liga se le puede llegar a hacer corta viendo el nivel que va alcanzando. “Cuando hay una comunicación y ves que el mensaje es recibido, piensas que quedan muchas cosas por transmitir. Evidentemente la situación y el tiempo me han obligado a abreviar cosas porque se puede asfixiar a la gente. Ahora hemos quitado el partido de los jueves, hemos bajado algunos trabajos de intensidad porque hay que ir manejando esos tiempos. El tiempo sí hubiera jugado a nuestro favor”.

En un partido tan importante y con un vestuario donde hay jugadores tan jóvenes, ¿ha tenido que preparar mentalmente de una forma diferente este encuentro? “He tratado de que tengan clara la importancia que tiene el partido pero no con presión. Hay una sensación de dominio de la situación. El equipo no llega agobiado, llega a un partido de gran importancia pero lo hace con sus bazas. No está temoroso, el Salamanca sabe cómo va a jugar, al ataque, tratando de mejorar y teniendo un poco de acierto, que es lo que nos está faltando”. De lo que no duda es del apoyo de la afición. “La imagen de Madrid hacía años que no la vivía. Me hizo recordar épocas como cuando ganamos en Madrid con gol de Álves, el día que ascendimos en Burgos, me cuentan que como en Vitoria. Ese apoyo me hace recordar el Salamanca de las grandes tardes”.