CyL reclama que la prima en las ayudas acopladas para las vacas de zonas de montaña se quede en el "10 ó 15" por ciento

La consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, ha explicado este martes que ha propuesto en la Conferencia Sectorial celebrada en el Ministerio que la prima que tendrán las explotaciones de vacuno de leche en zona de montaña en las ayudas acopladas se quede en un "10 ó 15 por ciento" más que las ayudas para las ganaderías en el resto del territorio.
MADRID/VALLADOLID, 8 (EUROPA PRESS)



En declaraciones recogidas por Europa Press, Clemente ha recalcado que la Junta de Castilla y León mantiene una "seria discrepancia" con el planteamiento del Ministerio sobre la configuración de sólo dos regiones para la distribución de ayudas acopladas, que sería a su juicio "muy injusta" porque destinaría el 39 por ciento de las ayudas a las explotaciones ubicadas en zonas de montaña, que suponen un 20 por ciento del total en España.

De hecho, a cada vaca de leche perteneciente a áreas montañosas le correspondería una ayuda de unos 150 euros, mientras que el resto de reses perceptoras se quedaría con unos 100 euros. Por ello, ha propuesto en la Comisión que la diferencia sea de un "10 ó 15 por ciento" en lugar de un 50 por ciento.

Clemente ha recordado que en Castilla y León también hay una presencia importante de explotaciones en zonas de montaña, un 19 por ciento, pero ha calculado que con el planteamiento del ministerio el sector del vacuno de leche pasaría de un 12 por ciento en ayudas acopladas a "escasamente" un 10 por ciento", al tiempo que podría "perjudicar" a más de 850 ganaderos, el 57 por ciento de la Comunidad.

Para la consejera castellanoleonesa, ese reparto supondría una "desigualdad enorme" que en su opinión no se corresponde a la "filosofía" de las ayudas acopladas que, ha recordado, "pretenden paliar la vulnerabilidad del vacuno de leche ante la desaparición de las cuotas lácteas".

Según Clemente, el Ministerio se ha "comprometido" a ajustar estas ayudas y los porcentajes de diferencia, algo a lo que la consejera no se opone porque los costes de producción de la leche en zonas de montaña son "más elevados", pero ha subrayado que el reparto debe ser "proporcionado".

También ha recordado que Asturias o Cantabria tienen "un porcentaje muy alto" de vacuno de leche en zonas de montaña, pero también ha aseverado que la opinión de Castilla y León debe tener "peso" porque es la segunda Comunidad en censo total de vacuno.

En cuanto al Real Decreto para el reglamento de aplicación de la Política Agrícola Común (PAC) en España, la consejera ha señalado que el Ministerio se encuentra "terminando los documentos" que deben presentarse antes del 1 de agosto.

En otro de los aspectos importantes de ese reparto, como son las ayudas acopladas a producción de remolacha, Clemente ha manifestado su acuerdo con el planteamiento general, pero ha matizado que se debe conseguir que "la parte de las industrias sea equilibrada a la ayuda acoplada" para que los agricultores puedan contar con un precio final que compense los costes de producción.