CyL es la 2ÂŞ comunidad que mĂĄs ha reducido el gasto medio en prendas de vestir en 2011

La reducciĂłn se sitĂşa en torno a un 34,6 por ciento

Castilla y LeĂłn es la segunda comunidad que mĂĄs ha reducido el gasto medio en prendas de vestir en 2011 con una disminuciĂłn del 34,6 por ciento, segĂşn ha revelado un estudio del EAE Business School.

El informa revela que en EspaĂąa el gasto medio por habitante se ha reducido en un 22 por ciento entre 2007 y 2011, al pasar de 564,4 euros a 440 euros el pasado aĂąo. En este sentido, la mayor reducciĂłn la ha experimentado Murcia (con un 40,5 por ciento), mientras que La Rioja ocupa el tercer lugar en este listado (un 34 por ciento de descenso).

Por el contrario, aquellas comunidades autĂłnomas que evidencian menores reducciones en su gasto medio por habitante son Extremadura y Canarias, con disminuciones del 8 y 9,2 por ciento respectivamente.

PaĂ­s Vasco, Navarra y Cantabria son las que mĂĄs gastaron en prendas de vestir en 2011, con 573,2 euros, 540 euros y 532 euros por habitante respectivamente. En el lado contrario figuran Murcia, Canarias e Islas Baleares, con 334,3 euros, 377,8 euros y 378,7 euros por habitante respectivamente.

Respecto a la evoluciĂłn del gasto textil en EspaĂąa hasta 2016, se espera, segĂşn el informe, que el consumo textil en EspaĂąa siga bajando hasta 2013 inclusive, y que a partir de ahĂ­ comience una recuperaciĂłn en el nivel de gasto familiar que no serĂĄ representativa antes de 2015.

En concreto, se prevĂŠ que entre 2011 y 2016 el gasto global en prendas de vestir crezca un 10,8 por ciento, pasando de 20.308 millones de euros en 2011 a 22.509 millones de euros en 2016, al tiempo que el gasto medio por habitante crecerĂĄ un 8,5 por ciento entre 2011 y 2016, pasando de 440 euros a 477,6 euros.

El gasto total en prendas de vestir por regiones en 2016 mantiene la misma concentraciĂłn observada en 2011. Cinco comunidades concentrarĂĄn el 66 por ciento del gasto espaĂąol: AndalucĂ­a (18,4 por ciento), CataluĂąa (16,7 por ciento), Madrid (14,5 por ciento), Comunidad Valenciana (10,2 por ciento) y Galicia (6,4 por ciento).

Las comunidades autĂłnomas para las cuales se espera que haya mayor crecimiento entre 2011 y 2016 son Murcia (36,5 por ciento), Castilla y LeĂłn (20,2 por ciento) y Asturias (19,9 por ciento), mientras que aquellas que presentarĂĄn mayores reducciones serĂĄn Canarias (5,5 por ciento), PaĂ­s Vasco (3,5 por ciento) y las Islas Baleares (3,2 por ciento).

Las que mĂĄs gastan

Euskadi se sitĂşa entre las comunidades autĂłnomas que mĂĄs gastaron en prendas de vestir durante el pasado aĂąo, con un total de 573,2 euros.

En el informe del EAE Business School tambiĂŠn se destaca que Navarra se encuentra entre las comunidades que mĂĄs han visto reducido su volumen de empresas de confecciĂłn textil entre 2002 y 2007, con un 35 por ciento, dato que tambiĂŠn registra AragĂłn. Extremadura, con un 36 por ciento, y La Rioja, con un 31 por ciento, completan la lista de comunidades situadas a la cabeza del paĂ­s.

En toda EspaĂąa, unos 73.000 trabajadores del sector textil engrosaron las listas del paro desde 2002, tras el cierre de casi 7.000 empresas.

La competencia internacional y en concreto los productos textiles mĂĄs econĂłmicos procedentes de Asia y China ha generado el cierre de empresas entre 2002 y 2011 y como consecuencia el desempleo, con la mayorĂ­a de los afectados en las comunidades autĂłnomas de CataluĂąa, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia y AndalucĂ­a.

En concreto, entre 2002 y 2007 cerraron 3.400 empresas de confección textil, el 21 por ciento del total, una situación que se pronunció entre 2007 y 2011, periodo en el que echaron el cierre cerca de 3.700 compaùías.

Las comunidades autĂłnomas que mĂĄs han visto reducido su volumen de empresas de confecciĂłn textil entre 2002 y 2007 fueron Extremadura (36 por ciento), AragĂłn (35 por ciento), Navarra (35 por ciento) y La Rioja (31 por ciento), mientras que entre 2007 y 2011 aquellos que registraron mayor cantidad de cierre de empresas son Navarra (42 por ciento), Castilla-La Mancha (35 por ciento), Extremadura (34 por ciento) y CataluĂąa (33 por ciento).