CyL crea un Fondo de Solidaridad para sumar y coordinar esfuerzos y recursos contra la pobreza y la exclusión social

Castilla y León cuenta desde hoy con un Fondo de Solidaridad con el objetivo de sumar y coordinar esfuerzos y recursos en la lucha contra la pobreza y exclusión social, iniciativa pionera en el conjunto de España e impulsada por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, que ha 'cruzado' así "las demandas del denominado tercer sector que trabaja en dicho ámbito y la voluntad de colaborar del sector empresarial".
VALLADOLID, 21 (EUROPA PRESS)



De esta forma ha sintetizado la consejera del ramo, Milagros Marcos, la creación de este nuevo "instrumento" creado hoy mediante la firma del protocolo correspondiente entre ambos sectores, el primero de ellos representado por Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) y Cruz Roja y el segundo, el empresarial, por la Confederación de Empresarios de la Comunidad (Cecale), el Consejo de Cámaras de Comercio e Industria y Empresa Familiar de Castilla y León.

El protocolo, tal y como ha explicado la consejera, en declaraciones recogidas por Europa Press, viene a plasmar por escrito el espíritu de colaboración entre los firmantes para canalizar y distribuir de forma planificada los recursos públicos y privados que se están aportando de manera solidaria en beneficio de las personas más afectadas por la situación económica actual.

La creación de este instrumento de captación y distribución de recursos económicos supone "un paso adelante decisivo" en beneficio de los castellanos y leoneses amenazados por la pobreza o en riesgo de exclusión social, ha asegurado Milagros Marcos, quien, sin embargo, se ha felicitado de que Castilla y León sea una de las comunidades, según los últimos datos del INE, donde la incidencia está siendo menor, como demuestran el hecho de que un 25,5 por ciento de su población tiene problemas para afrontar gastos imprevistos, frente al 40% en España, o ese 3,4% con retrasos en los pagos relacionados con la vivienda, también por debajo del 7,4 en el conjunto del país.

Pese a ello, la crisis económica ha llevado a numerosas personas, entidades, empresas y administraciones a movilizar recursos económicos, materiales y personales en favor de esas familias más castigadas por la situación actual. Sin embargo, ese creciente movimiento solidario necesita de una planificación y de una visión integral de cómo y dónde distribuir esos recursos, lo que está provocando en ocasiones dispersión de esfuerzos, duplicidades, disparidades en la orientación y a veces desconocimiento de qué se está haciendo realmente.

De hecho, han sido numerosas las empresas castellanas y leonesas que han solicitado a la Consejería asesoramiento sobre cómo apoyar a esas familias que más lo necesitan, según ha manifestado la consejera.

Los objetivos con los que nace esta iniciativa social son apoyar proyectos orientados a promover la cohesión social en la Comunidad, mediante la reducción de la pobreza y el riesgo de exclusión social; fortalecer la capacidad de intervención de las entidades del tercer sector; incentivar la contribución activa y voluntaria de las empresas, así como visibilizar la participación de la sociedad y promover la solidaridad como elemento de identidad de Castilla y León.

FONDO ECONÓMICO

Esta plataforma de colaboración se nutrirá de las aportaciones, ya sean económicas, en especies o en logística, que realicen las empresas o los particulares que decidan de forma voluntaria sumarse al proyecto.

Las entidades del tercer sector tendrán la oportunidad de colaborar en la elaboración de una estrategia en la que se definan los objetivos, los ejes, las líneas de actuación, así como el tipo de intervenciones y los proyectos dirigidos a combatir la pobreza y la exclusión social que pudieran ser objeto de financiación.

Además, una comisión de selección, en la que tendrán voz los agentes participantes, será la encargada de elegir los proyectos a los que se destinará la financiación de ese fondo.

Los integrantes del fondo contarán con un documento que acredite su participación en esta iniciativa solidaria. Dispondrán de un logo indentificativo del fondo, que se incorporaría a todos los documentos y acciones que se lleven a cabo, así como en los proyectos que sean objeto de financiación. Se elaborará una memoria de actividades que será distribuida entre todos los participantes.

"CONVICCIÓN, RESPONSABILIDAD Y SOLIDARIDAD"

Entre ellos, el presidente en funciones de Cecale, Santiago Aparicio, ha justificado la decisión de la patronal de sumarse a esta iniciativa en tres motivos muy concretos, "por convicción, porque es necesario un instrumento de coordinación y para evitar duplicidades; por responsabilidad, ya que las empresas también están sufriendo los rigores de la crisis pero no pueden ser ajenas al drama que viven muchas familias, así como por solidaridad, que es la que ha ayudado en anteriores crisis a salir adelante".

En la misma línea, el máximo responsable del Consejo de Cámaras de Comercio e Industria de Castilla y León, Manuel Lamelas Viloria, ha subrayado la oportunidad del fondo para "sumar sinergias entre todos, entre el sector público y el privado, y poder mitigar así los efectos de la crisis", al tiempo que ha destacado que "en España y en la Comunidad se pueden tener muchos defectos pero también virtudes, y una de éstas es el carácter solidario a la hora de ayudar a quien más lo necesita".

Por su parte, el responsable de Cruz Roja en Castilla y León, José Varela, quien hace unos meses hacía un llamamiento a la ciudadanía a través de la campaña 'Ahora más que nunca' para atender a un total de 19.000 personas en la Comunidad en situación de pobreza y exclusión social, no ha vacilado al calificar la creación de este fondo como "la noticia del año" y ha comprometido el esfuerzo de su ONG, como parte receptora de la ayuda, para garantizar que el reparto se efectuará buscando "la máxima optimización y transparencia".

También como parte activa del denominado tercer sector, Daniel Duque, presidente de EAPN en Castilla y León, organización que integra a un total de diecisiete entidades, ha aprovechado para incidir en la necesidad de que, "a parte de cubrir las necesidades básicas, esta nueva herramienta de colaboración público-privada contribuya a rebajar las tasas de pobreza y exclusión social", en especial de aquellos que antes de la presente crisis ya se encontraban en esta situación.