Currie y Ferrari llegan con las 'tres C' necesarias para lucir el azul de Avenida

Carácter, calidad y compromiso. Tres premisas que se espera reunan la jugadora norteamericana y la paraguayo-italiana que ya están a disposición del técnico para reforzar al equipo y cubrir el hueco de Powell.

Perfumerías Avenida ya cuenta con sus dos nuevos fichajes de la temporada, que ya visten de azul. Se trata de la jugadora norteamericana Monique Currie y la paraguayo-italiana Paola Ferrari, que desde esta noche están a las órdenes del técnico del equipo salmantino, Víctor Lapeña.

 

Durante la presentación de una y otra hubo varias palabras que se repitieron y que parecen ser la guía que ha animado al club a cerrar estas dos nuevas contrataciones. El carácter, que se espera y que asegura estar dispuesta a aportar Paola Ferrari, la calidad que se le presume y que ha lucido en varias pistas de Europa y Estados Unidos Monique Currie, y el compromiso que se espera de ambas con el club.

 

Monique Currie, que lucirá el dorsal número 11, llegó desde Madrid pasadas las siete de la tarde y después de haber viajado durante todo el día procedente de Estados Unidos. En la misma sala de prensa conoció al gerente del club y después atendió a los medios para dar a conocer sus primeras sensaciones. Currie conoce el club y Salamanca "por las referencias que me han dado. Yo sé que es un gran club de Europa y me han hablado muy bien de la ciudad", señaló y aseguró que llega "para ayudar en todo lo que pueda. Si tiene que ser anotar o defender. Lo importante para mí es ganar y jugar duro. Soy una jugadora agresiva", reconoció.

 

Eso sí avisa que para ella todo ha sido muy rápido y deberá tener un tiempo de adaptación. "Se ha hecho todo deprisa y ahora tendré que aprenderme nuevos sistemas –hay que recordar que llega procedente del Targovise rumano–, pero estoy feliz y espero tener una adaptación rápida". Su carácter ganador y eso se nota en sus objetivos. "Ganar los títulos de España y en Euroliga está difícil pero sigue habiendo opciones y no se puede dar por perdido". Del equipo conoce a Le'Coe Willingham con la que charló antes de incorporarse al entrenamiento y es que aunque se le ofreció la posibilidad de marcharse a descansar, Currie optó por quedarse trabajando junto a sus compañeras.

 

Ferrari: "Quiero la Copa y la Liga"

 

Por su parte Paola Ferrari que lleva varias semanas trabajando en Salamanca para acabar su recuperación tras una larga lesión, asegura que se encuentra totalmente restablecida y lista para jugar cuando Lapeña lo crea necesario. "Son ya siete meses con la lesión y ahora llevo quince días a tope. Lo que nunca me falta es ilusión, ganas y garra y ahora más que nunca después de seis meses, echo mucho de menos competir al máximo", señaló. 

 

Ferrari no podrá participar en la Euroliga pero tiene claro su objetivo: "Primero encontrarme a mi misma en la pista y después ayudar porque la Copa y la Liga son dos copas que quiero sin dudar. Esta es mi novena temporada en España y es el mejor club en el que he jugado y competir por títulos es lo máximo que le puede pasar a una jugadora, así que tomo eso sin dudarlo". 

 

Asimismo, apuntó que no le teme a la competencia que pueda tener porque además se ve "distinta al resto de las exteriores" de Avenida. "Yo tengo que estar muy focalizada en aquello a lo que vengo. Vengo a encontrarme a mi misma y buscar mis minutos. Creo que soy distinta a las otras aleras y puedo aportar muchísimo así que trataré de estar a las órdenes del entrenador cuando quiera". Lo hace desde ya y en la pista lo hará luciendo el dorsal 7 en su nueva camiseta.