¿Cumple el ayuntamiento de Salamanca sus promesas con el patrimonio de la capital?

La Asociación 'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' demanda al Ayuntamiento que ejecute tres partidas del presupuesto de 2014.

 

 

PLAN DE ACTUACIÓN PERIÓDICA

  

Además, pide al Ayuntamiento de Salamanca un plan de actuación periódica que tenga como cometido la limpieza, reparación y mantenimiento de las esculturas urbanas y lápidas conmemorativas que se encuentran en las calles y, a la par, reforzar el servicio de limpieza de pintadas. De acuerdo con la pretensión del Ayuntamiento de Salamanca de establecer normas y medidas que aseguren un uso y utilización respetuosos con la Plaza Mayor de Salamanca, se ha solicitado la elaboración de un estudio para conocer el impacto que tienen los decibelios de los conciertos musicales y las labores de montaje y desmontaje de los eventos que en este espacio vienen celebrándose.

  

También se ha solicitado que se continúe con la implantación de las medidas y mejoras urbanísticas que el Plan de Movilidad proponía en el conjunto histórico, esto es: incorporando nuevas calles peatonales en las que las barreras arquitectónicas sean eliminadas; y que una partida presupuestaria extraordinaria ayude a reforestar la ciudad y reponer todos los árboles que en los últimos años se han perdido en cualquiera de nuestras calles, plazas y parques. Por último, se ha pedido que el Ayuntamiento de Salamanca incremente el número de técnicos municipales dedicados al área de patrimonio histórico, al conjunto histórico y a los bienes catalogados en el Plan General, mejorando la eficacia del área y permitiendo que ésta aborde más cuestiones; y que se inicien campañas y programas para la difusión y el conocimiento del patrimonio y de la historia de la ciudad.

La Asociación 'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' se ha dirigido al Ayuntamiento de Salamanca para conocer en qué estado se encuentran los proyectos comprometidos por el Consistorio en su Presupuesto del año 2014 y el motivo de esa situación.

  

Se trata de tres inversiones en bienes de propiedad municipal: la restauración del Crucero de San Cebrián, que debe ser colocado en su lugar de origen (junto a los restos de la Iglesia de San Cebrián); la consolidación y restauración de los restos de la Iglesia de San Polo, de propiedad municipal y que en los últimos años ha perdido varios elementos ornamentales, así como la largamente anunciada restauración y rehabilitación del Pozo de la Nieve, una inversión que tiene como fin asegurar su conservación, facilitar la visita pública y divulgar la cultura de la nieve en Salamanca.

  

Independientemente de los proyectos no ejecutados en ejercicios anteriores, el colectivo, a través de un comunicado, entiende que la inversión en materia de patrimonio debe ser permanente con el fin de que el Ayuntamiento mantenga en buen estado los bienes patrimoniales de titularidad municipal o aquellos en los que desarrolla su actividad.

  

Por ello, desde la asociación se ha propuesto una serie de inversiones de escaso coste que mejorarían de forma notable la calidad de vida, permitirían conservar el patrimonio y recuperarían nuevos lugares para su uso, visita y disfrute.

  

Además de la prometida restauración y rehabilitación del Palacio de Abrantes (conocido como Torreón de los Anaya), que debe ponerse a disposición de los salmantinos con la mayor antelación posible, desde 'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' se ha dado la voz de alarma por el avanzado estado de deterioro que presenta la antigua Biblioteca Popular de la Caja de Ahorros, sita en el Campo de San Francisco y de titularidad municipal.

  

El Consistorio, a su juicio, debería afrontar con prontitud una intervención que recupere los elementos perdidos, ponga remedio a la afección que la vegetación y la humedad tienen sobre la piedra arenisca y dote de uso a esta singular construcción.

  

También se ha solicitado que los presupuestos dispongan de una partida económica anual para la adquisición de bienes y obras de arte que engrosen las colecciones que se muestran en los museos de titularidad municipal y en aquellos otros centros en los que el Ayuntamiento tiene representación.

 

Esta actuación también afectaría a instituciones como el Archivo Municipal, el inexistente Museo de la Ciudad o la Filmoteca Regional.