Cumbre Ib.- Los líderes iberoamericanos se reúnen desde este viernes en Cádiz para buscar salidas conjuntas a la crisis

España busca dar un nuevo impulso a este foro, que ha ido perdiendo interés, y que en Cádiz contará con la ausencia de 6 presidentes
España busca dar un nuevo impulso a este foro, que ha ido perdiendo interés, y que en Cádiz contará con la ausencia de 6 presidentes

CADIZ, 16 (EUROPA PRESS)

La XXII Cumbre Iberoamericana arranca este viernes en Cádiz con el objetivo principal de que los líderes de América Latina, España, Andorra y Portugal analicen la situación económica mundial y busquen de forma conjunta salidas a la crisis.

La cita, que España acoge por primera vez desde 2005, aspira a dar un nuevo impulso a este foro, creado a iniciativa de España y México en 1991, y que ha ido perdiendo interés entre sus miembros, como refleja el alto nivel de ausencias registrado en algunas de sus últimas ediciones.

En esta ocasión, faltarán a la cita los presidentes de Cuba, Raúl Castro --que nunca ha acudido a estas reuniones--; Venezuela, Hugo Chávez; Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y Uruguay, José Mujica --ambos alegan motivos de salud--; Guatemala, Otto Pérez-Molina, por el reciente terremoto que ha afectado a su país, y Paraguay, Federico Franco, que se autoexcluyó por el conflicto que mantiene con sus vecinos sudamericanos, que no reconocen como legítimo su Ejecutivo tras la destitución de Fernando Lugo.

Paraguay será el único país que no tendrá ningún representante en la cumbre, ya que el resto de líderes enviará a altos cargos de su Gobierno. Argentina y Venezuela estarán representados por sus vicepresidentes, Amado Boudou y Nicolás Maduro, respectivamente, mientras que Cuba delegará al menos en su canciller, Bruno Rodríguez, al igual que Guatemala y Uruguay.

El análisis de la situación económica mundial, con una particular atención a las crisis de deudas soberanas en la 'eurozona', y las maneras de afrontar esta situación de manera conjunta será uno de los temas centrales en las conversaciones entre los líderes.

No en vano España es el segundo inversor en América Latina, cuyas exportaciones también se ven afectadas por la crisis en la 'eurozona', como le ocurre a otras economías del planeta.

El Gobierno español subraya la oportunidad que supondrá la reunión de Cádiz para ofrecer de primera mano y sin intermediarios una "visión real y realista" de la crisis que atraviesa España y Europa, avanzan fuentes del Ejecutivo.

El Gobierno de Rajoy defenderá ante sus colegas que la crisis de deuda soberana que atraviesa la 'eurozona', y que preocupa al resto de la economía mundial, no se solucionará solo con programas de austeridad, sino que también se necesitan iniciativas para impulsar el crecimiento y una apuesta por compras decididas de deuda soberana.

España aspira así a que la Cumbre apueste por el modelo 'anglosajón' de salida de la crisis, frente a la austeridad estricta que defiende Alemania, recelosa de que los poderes públicos intervengan en los mercados de deuda soberana.

Cuatro países iberoamericanos (Argentina, Brasil, España y México) forman parte del G-20, el foro que reúne a las principales economías industrializadas y emergentes, por lo que la cumbre de Cádiz supone una oportunidad para intentar concertar posiciones en este foro, pero también en otros como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La cumbre de Cádiz también permitirá que América Latina, necesitada de grandes infraestructuras, analice posibilidades de cooperación en este ámbito con España, cuyas empresas son líderes en este sector.

España también aprovechará la cita de Cádiz para buscar el compromiso de sus socios de que respaldarán su candidatura a ingresar como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU en el bienio 2015-2016, a cambio de apoyar otras candidaturas de sus aliados iberoamericanos.

HACIA LAS CUMBRES BIENALES

En Cádiz los líderes iberoamericanos abrirán un proceso de reflexión sobre la conveniencia de convertir en bienales las cumbres que desde 1991 vienen celebrando con periodicidad anual.

La idea de pasar a reunirse una vez cada dos años está "muy extendida" a día de hoy entre los 22 países que conforman la Comunidad Iberoamericana de Naciones, según reconoce el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias.

Con esta medida se pretende evitar el solapamiento con las cumbres entre la UE, América Latina y el Caribe, que se celebran una vez cada dos años y que en muchas ocasiones abordan temas complementarios. Si la propuesta sale adelante estas cumbres se alternarían con las iberoamericanas.

La decisión sobre modificar o no la periodicidad de estas cumbres no se adoptará en Cádiz, sino que se dejará para la próxima cita en Panamá en 2013, informan a Europa Press fuentes diplomáticas.

Lo que se espera acordar en Cádiz es la creación de un grupo de reflexión que se encargará de presentar propuestas para renovar el sistema de las Cumbres Iberoamericanas de cara a la cita de Panamá. Se propondrá presidirlo al expresidente chileno Ricardo Lagos.

NUEVAS INICIATIVAS

Se espera que en la Cumbre de Cádiz los líderes iberoamericanos aprueben algunas iniciativas nuevas de cooperación, como el lanzamiento de un sistema de investigación y cooperación policial en seguridad ciudadana, que permitirá el intercambio de información en la materia entre los países, como el cruce de datos sobre delincuentes en búsqueda y captura.

España aspira también a acordar con el resto de sus socios un compromiso para facilitar el intercambio de profesionales cualificados entre los países iberoamericanos, lo que debería cristalizar en un futuro en la agilización de visados, entre otras facilidades.

También se pretende adoptar una Carta iberoamericana de las pymes, un primer paso para facilitar la instalación de pymes en otros países de la Comunidad Iberoamericana.

Los líderes prevén asimismo dar su respaldo a una nueva herramienta iberoamericana para la solución de conflictos entre empresas, el Centro Iberoamericano de Arbitraje Internacional al que ya se han adherido 40 instituciones de diversos países, entre colegios de abogados, patronales y cámaras de comercio.