Cumbre Ib.- Los grupos minoritarios de oposición no acuden este viernes a la inauguración

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, es el único dirigente político de la oposición que asistirá este viernes a la inauguración de la XXII Cumbre Iberoamericana de Cádiz. Las minorías han avanzado a Europa Press que no acudirán a dicho cónclave, en su mayoría por motivos de agenda.
MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, es el único dirigente político de la oposición que asistirá este viernes a la inauguración de la XXII Cumbre Iberoamericana de Cádiz. Las minorías han avanzado a Europa Press que no acudirán a dicho cónclave, en su mayoría por motivos de agenda.

El Ejecutivo informó la semana pasada de que, además de a Rubalcaba como jefe de la oposición, iba a cursar invitación a los portavoces de los grupos parlamentarios para que participaran de la inauguración de la XXII Cumbre Iberoamericana, así como a la cena que el Rey ofrecerá ese día a los asistentes en el Parador de Cádiz.

En cualquier caso, hasta el momento sólo está confirmada la asistencia de Rubalcaba. El resto de grupos ha declinado la invitación alegando cuestiones de agenda, y es que la cita coincide con la campaña de las elecciones catalanas del próximo día 25.

TAMPOCO DURAN

Así, el portavoz de CiU en el Congreso y presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, Josep Antoni Duran i Lleida, se ausentará de dicha cita iberomericana porque está inmerso en plena campaña de los comicios catalanes.

También ha argüido problemas de agenda el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, la líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, y el presidente-portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Cayo Lara, quien también se volcará en la campaña electoral catalana.

Al no haber recibido la correspondiente invitación, el Grupo Mixto tampoco tiene previsto que nadie de los ocho partidos que lo integran vaya a estar presente en dicha Cumbre, la segunda que acoge España desde 2005 y la primera en la que el Ejecutivo decide hacer partícipes al resto de fuerzas políticas del arco parlamentario de esta cita.