Cultura recibe el archivo fotográfico del brigadista internacional Emilio Resenstein

El Centro de la Memoria acogerá estas imágenes sobre el día a día de la Guerra Civil española en el frente y en la retaguardia
El Ministerio de Cultura ha recibido de la doctora Yvonne Jane Rosenstein Azoulay el archivo fotográfico de su padre, el doctor y brigadista internacional Emilio Rosenstein Ster.

Esta “importante” donación, que recibe el nombre de Archivo Fotográfico Emil Vedin –por su pseudónimo durante la Guerra Civil española- aporta 100 fotografías en soporte papel y 28 rollos de película flexible, negativos en blanco y negro, con los que documentó la cotidianeidad de la guerra en el frente y en la retaguardia.

Además, la Dra. Rosenstein ha donado números sueltos de revistas de la época que conservaba su padre, según han informado fuentes del Ministerio de Cultura.

La Administración estatal, depositaria de los fondos, sumará estos documentos a los fondos y las colecciones que se conservan en el Centro Documental de la Memoria Histórica

VIDA DE EMILIO ROSENSTEIN

Emilio Rosenstein nació en Lukow, ciudad del este de Polonia. En 1928 quiso ingresar en la Facultad de Medicina de la Universidad de Varsovia, pero su solicitud fue denegada al haberse sobrepasado la cuota anual de judíos.

Por este motivo su familia decide enviarle a Francia, en donde la crisis económica del 1929 había generado “un gran malestar social y político”. Allí, como activista del `Front Populaire´, participó en las luchas ciudadanas por conseguir los logros sociales que postulaba la alianza de izquierdas francesa.

Al producirse en España el golpe de estado contra la Segunda República en 1936, Emilio Resenstein apoyó a las fuerzas republicanas españolas y se alistó como voluntario en las Brigadas Internacionales.

Se inscribió con el seudónimo de Emil Vedin, que adopta con la finalidad de proteger y evitar posibles agresiones a su familia de Varsovia. Con el grado de Capitán y Mayor Médico forma parte primero del batallón Dabrowski de la XI Brigada Internacional y posteriormente en el Servicio Sanitario de las Unidades Blindadas de las Brigadas Internacionales.

Según el testimonio recogido en la revista Estampa, durante sus seis primeros meses en los frentes de Madrid asistió a 700 heridos y a 350 compañeros fallecidos, de los aproximadamente 5.400 polacos que lucharon en la guerra civil. Además de servir como médico, y de fotografiar la realidad de la contienda, desempeñó labores de intérprete con los tanquistas rusos.

Al disolver las Brigadas Internacionales el gobierno de Negrín otorgó a los brigadistas internacionales la nacionalidad española, que Emilio adoptó. De regreso a Francia, Vedin se ocupó de las colonias de niños españoles, actividad de la que dejó un registro fotográfico “importante”.

La expansión del nazismo le obligó a salir con urgencia de Francia y se acogió a la invitación del presidente Lázaro Cárdenas a los republicanos españoles y junto con su hermana Gitta se embarcó en Casablanca en 1942 en el navío portugués São Thome rumbo a México.

En el México de 1942 se instaló en Puebla y posteriormente se trasladó a la ciudad de México, donde estableció su consultorio médico, para posteriormente dedicarse por completo a la edición del Diccionario de especialidades Farmacéuticas, popularmente conocido toda América como el `PLM´, un vademecum anual que editaba tanto en México como en Colombia, Uruguay y Perú.

En 1947, después de “argas búsquedas” se reencontró con su compañera de toda la vida, Paule Azoulay, que se había negado a emigrar en 1942 por su compromiso con la resistencia francesa. Juntos se establecieron en México, donde se convirtieron en mexicanos por adopción y convicción. Ambos fallecieron en 2001.