Cubrir la piscina de San José y los 60 trabajadores de las municipales, pendientes de la nueva empresa

Foto: T.G.

El Ayuntamiento de Salamanca ultima la concesión de las piscinas municipales a una nueva empresa tras años de gestión de Eulen. Tiene que contratar a la plantilla actual y asumir el millón y medio del coste de climatizar la piscina de San José, compromiso electoral de Mañueco.

El último contrato 'de Primera División' de la legislatura va a confirmar, si todo de desarrolla con normalidad, el cambio de la empresa que se ocupa de las piscinas municipales justo cuando hay que decidir si se lleva o no a cabo uno de los compromisos de legislatura del alcalde: convertir la piscina de San José en climatizada. El proyecto, que ronda el millón y medio de euros de coste, tendrá que ser asumido por los nuevos responsables de un equipamiento vital para los salmantinos como son las siete piscinas, dos climatizadas y dos de verano, con las que cuenta Salamanca.

 

La responsabilidad será a partir de ahora de Clequali, la empresa que presumiblemente va a firmar el nuevo contrato. Desplaza a Eulen, que ha llevado este servicio desde tiempos inmemoriales y que se había presentado para renovar. Si embargo, es Clequali (empresa del grupo Cualityser dedicada a variados servicios a las adminsitración) la que ha recibido la mayor puntuación en los criterios de evaluación y también en la oferta económica, en la que ha rebajado ligeramente el canon que, por compensación, recibirá en forma de subvención al año. Son 745.000 euros lo que le pagará cada uno de los diez próximos años el Ayuntamiento por la gestión de las piscinas, aunque el valor del contrato es mucho mayor: 25 millones de euros es lo que se calcula que vale el servicio.

 

Dentro de sus obligaciones hay dos que generan cierta inquietud. La primera es la de convertir la piscina de San José en climatizada. Este es un compromiso para esta legislatura de Alfonso Fernández Mañueco, que anunció en mayo de 2011 la cubierta de esta piscina para convertirla en la tercera climatizada de la ciudad junto a las de Garrido y La Alamedilla. Sin embargo, a día de hoy la ejecución de esta promesa electoral está pendiente de trámite y de que se consiga el precio que quiere el Ayuntamiento de Salamanca. Así que es casi imposible que se haya hecho el cambio a tiempo, como mucho, dará tiempo a presentar el proyecto.

 

La segunda preocupación radica en la plantilla. Hasta ahora Eulen ha gestionado el servicio en las piscinas municipales con una plantilla de 60 trabajadores que, según el pliego de condiciones, deberá asumir la nueva concesionaria en todos sus extremos: los mismos trabajadores en los mismos puestos, con las mismas categorías, remuneraciones y antigüedades. Esto ha generado cierta inquietud por el cambio entre el personal de piscinas, que llevaba muchos años bajo la batuta de la anterior concesionaria.