¿Cuáles son los tratamientos más eficaces para las mujeres con incontinencia urinaria?

Los ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico, el entrenamiento de la vejiga y la pérdida de peso y el ejercicio son las opciones de tratamiento no quirúrgicas más eficaces para las mujeres con incontinencia urinaria.

Así lo indica una nueva guía de práctica clínica basada en la evidencia del Colegio Americano de Médicos (ACP, por sus siglas en inglés), que se publica este lunes en 'Annals of Internal Medicine'.

 

"La incontinencia urinaria es un problema común para las mujeres que a menudo subregistrado o infradiagnosticado", alerta el doctor David Fleming, president del ACP. "Los médicos deben tomar una actitud activa y hacer preguntas específicas tales como el inicio, los síntomas y la frecuencia de la incontinencia urinaria, puesto que se estima que aproximadamente la mitad de las mujeres con incontinencia no se lo comunica a sus médicos", revela.

 

Para las mujeres con incontinencia de estrés o por esfuerzo (incapacidad de retener la orina al reír, toser, o estornudar), el ACP recomienda ejercicios de Kegel y terapia farmacológica sistemática. Para las mujeres con incontinencia urinaria de urgencia (la pérdida de orina sin razón aparente después de sentir necesidad repentina o urgencia de orinar), los médicos estadounidenses aconsejan el entrenamiento de la vejiga y, si éste resulta infructuoso, medicación. A su juicio, los médicos deben elegir un medicamento teniendo en cuenta los efectos adversos y la tolerabilidad, así como la facilidad de uso y el costo.

 

Para la incontinencia urinaria mixta, una combinación de la de estrés y de urgencia, el ACP apuesta por que las mujeres que la padezcan realicen los ejercicios de Kegel con el entrenamiento de la vejiga. En el caso de las mujeres obesas con incontinencia urinaria, el Colegio Americano de Médicos recomienda en su guía 'Tratamiento conservador de la incontinencia urinaria en la mujer' la pérdida de peso y la práctica de ejercicio.

 

"Los médicos deben utilizar tratamientos no farmacológicos tanto como sea posible para la incontinencia urinaria -resalta Fleming--. Los ejercicios de Kegel para la incontinencia urinaria de esfuerzo, el entrenamiento de la vejiga para la incontinencia urinaria de urgencia y los ejercicios de Kegel con el entrenamiento de la vejiga para la incontinencia urinaria mixta son eficaces, tiene pocos efectos secundarios y son menos costosos que los medicamentos".

 

Los ejercicios de Kegel son una forma de entrenamiento muscular del suelo pélvico que comprenden relajar y endurecer los músculos que controlan el flujo de orina.

 

El entrenamiento de la vejiga consiste en una forma de terapia conductual que consiste en orinar en un horario establecido e ir aumentando gradualmente el tiempo entre la micción. La incontinencia urinaria afecta a alrededor del 25 por ciento de las mujeres de 14 a 21 años; a entre el 44 y el 57 por ciento de las de entre 40 y 60 años, y al 75 por ciento de las de 75 años y más.

 

Los factores de riesgo incluyen el embarazo, el traumatismo del suelo pélvico después del parto vaginal, la menopausia, la histerectomía, la obesidad, las infecciones del tracto urinario, el deterioro funcional y/o cognitivo, las tos crónica y el estreñimiento.

 

Las recomendaciones del ACP se basan en la literatura publicada en inglés sobre el tratamiento no quirúrgico de la incontinencia urinaria en las mujeres a partir de 1990 hasta diciembre de 2013. El ACP no evaluó las opciones de tratamiento quirúrgico y algunos tratamientos no quirúrgicos, como la toxina botulínica, la estimulación nerviosa percutánea y la estimulación magnética o eléctrica, ya que no suelen utilizarse por o están a disposición de los médicos de atención primaria.