CSIF pide a todos los docentes que voten para poder luchar contra los recortes en la Educación Pública

Piedad Alonso, Federico Martín, José Manuel de León, respaldados por una docena de docentes.

El sindicato mayoritario de la Enseñanza en Salamanca se postula de cara a las elecciones del 4 de diciembre. Afirman que hay que negociar para parar la LOMCE y los decretos de recortes, que están potenciando a la escuela concertada en detrimento de la pública. 

El sindicato mayoritario en la Educación Pública salmantina, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, ha presentado su propuesta de cara a las elecciones a Juntas de Personal Docente No Universitario en Castilla y León, que se celebrarán el 4 de diciembre, tras cuatro años desde las últimas elecciones. Actualmente, CSIF cuenta con ocho representantes de los 27 totales de Salamanca.

 

"El objetivo fundamental es que todos los docentes vayan a votar", ha señalado el presidente provincial, José Manuel de León. "Ha caído el descrédito sobre los sindicatos porque algunas personas han llegado a cometer delitos, que han sido aireados por ciertos intereses". Así, apunta, "la sospecha ha caído sobre todos". "Pero necesitamos el apoyo de los docentes, porque si no es imposible que la Administración nos haga caso y parar todo lo que está ocurriendo".

 

Para el vicepresidente regional de Educación, Federico Martín, durante estos cuatro años, CSIF ha consegido frenar los recortes todo lo posible. "Hemos obligado a la Administración a pagar los 44 días de extra, que había suprimido ilegalmente; hemos rebajado las exigencias de la LOMCE sobre la disminución de condiciones laborales". De hecho, "en otras Comunidades el número de horas y ratio de alumnos se ha incrementado mucho más".

 

Asimismo, apunta el vicepresidente, "hemos sacado adelante la Ley de autoridad, hemos conseguido que los exámenes de septiembre cuenten como días lectivos, que no se modifiquen los criterios de interinidad, y el reconocimiento de los sexenios".

 

La LOMCE y los recortes, en beneficio del concertado

 

"La LOMCE no gusta a nadie, y a nosotros tampoco, indica el vicepresidente. "Se ha hecho de forma apresurada y menoscabando la Educación". Por ello, afirman, "vamos a luchar por que sea lo menos perjudicial posible".

 

Vamos a intentar retirar los dos decretos de recortes, "por los que se aumentan las horas y el ratio de alumnos". Esto ha creado "una dificultad en la personalización de la enseñanza, de que el profesor pueda sacar lo mejor de cada individuo, que es el objetivo". Del mismo modo, los decretos imponen que el docente "no se pueda poner enfermo, pues se reduce el 50 % su salario, y esto no lo vemos lógico".

 

En cuanto a la oferta de plazas, ahora mismo en Castilla y León "hay una tasa de reposición del 10 % de los que se jubilan, y una tasa de interinidad del 18-20 %, con 4.800 en la región, cuando hace unos años era de 6-7 %". Por ello, exigen, "hay que ofertar oposiciones. Con estos números se podrían sacar un mínimo de 4.000 plazas en Castilla y León".

 

También apostaron por la jubilación anticipada "para renovar el profesorado y que los jóvenes bien preparados y actualizados puedan entrar a trabajar, y descansen los que ya lo han dado todo".

 

Respecto a los conciertos, consideran que fueron el fruto del "baby boom de los 60, en el que el Estado no tenía la capacidad para ofrecer el servicio a todos los niños". No obstante, opinan, "ahora mismo no tiene sentido, y hay dos redes paralelas de Educación, donde se cuida más a los concertados, que solo ofrecen un servicio parcial a la sociedad".

 

Así, apuntan, mientras los concertados "solo están presentes en grandes núcleos de población", los públicos "llegan a todas las pequeñas comunidades, que también tienen derecho a la Educación, aunque resulte mucho más caro poner profesores para ocho alumnos que para 200".

 

De esta manera, aseguran, "es mentira que de forma general sea más cara la Educación Pública: es que llega a todo el mundo, no solo a los que elige". Pero, si se compara el gasto por alumno en los centros de poblaciones grandes, sin contar los centros rurales, "el colegio concertado cuesta 1.500 euros más por alumno el público, según los datos de la OCU", afirman.