CSI-F recurre la convocatoria de plazas en las residencias juveniles de la Junta para el curso 2014-2015

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) ha recurrido ante la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, para su impugnación, la orden de convocatoria de plazas de residentes fijos para el curso 2014-2015, en las residencias juveniles de la Junta.
SORIA, 13 (EUROPA PRESS)



El sindicato considera que las condiciones marcadas, con reducción de plazas y de plazo para que se inscriban los jóvenes, o las subidas de los precios en más de un 40 por ciento de los precios, son "todo un despropósito que incumple con los objetivos sociales de estos centros, pone en riesgo su supervivencia y continuidad, y tampoco apuesta por el mantenimiento del empleo de sus trabajadores".

El recurso de reposición contra la Orden FAM/383/2014 de 14 de mayo, presentado este miércoles 11 de junio por CSI-F, denuncia que el plazo de presentación de solicitudes se acorte hasta el próximo 20 de junio, cuando en años anteriores ese plazo se alargaba hasta el 15 de julio.

CSI-F asegura que se está dificultando la entrada de usuarios jóvenes que terminan las distintas pruebas de acceso a la Universidad, puesto que el plazo establecido en la orden no permite a las familias optar por las residencias juveniles, a la hora de planificar el alojamiento de sus hijos.

Por otra parte, el recurso indica que la orden recurrida concreta que el servicio de la residencia sólo se garantiza si el próximo uno de agosto, el número de adjudicatarios es igual o superior al 20 por ciento de las plazas existentes.

En caso contrario, se podrán cancelar las plazas adjudicadas en la provincia afectada, tramitándose la devolución del dinero al joven solicitante.

Una situación de "indefensión", en opinión de CSI-F, que se agrava en el caso de las provincias de Soria y León, que cuentan con una segunda residencia juvenil.

La orden deja al director general del Instituto de la Juventud la decisión final de mantener abierta este segundo centro, sin especificar un porcentaje mínimo de ocupación.

Ante esta confusión, CSI-F ha planteado que las residencias garanticen su servicio con una ocupación del 10 por ciento.

En el caso de las provincias con dos residencias, se entiende que ese porcentaje se aplicará en el segundo centro, después de llenarse el primero.

"ESCANDALOSO" INCREMENTO DE PRECIO

En cuanto a los precios para este año 2014, CSI-F ha calificado de "escandalosa" la subida de precio de un 40,38 por ciento para las habitaciones individuales, y de un 41,45 por ciento para las compartidas, "lo que ha desanimado a los posibles usuarios, pudiendo provocar el cierre de residencias".

Además, CSI-F ha denunciado una "clara situación de discriminación y de desigualdad", si se analiza la diferencia de precio mensual de alojamiento, entre los 516 euros de alberguista individual en régimen de pensión completa, y los 620 euros como residente.

Para el sindicato independiente, según recoge el recurso presentado, el precio mensual que corresponde pagar a cada residente, en función de la capacidad económica per cápita de la unidad familiar, debería ser, como máximo, la cuantía establecida como Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) para el año 2014, fijado en 532 euros, dado que es un índice empleado en España como referencia para la concesión de ayudas, becas, subvenciones o el subsidio de desempleo entre otros.

CSI-F no entiende que pueda costar más el alojamiento mensual de un residente, que está todo el curso, que el de un alberguista que está un mes.

Como conclusión, CSI-F ha resumido que la orden que se recurre (FAM/383/2014), de la que es responsable el Instituto de la Juventud, está incumpliendo el papel y los fines que la Ley 11/2002 de Juventud de Castilla y León otorga a las residencias juveniles.

Esa ley define a estos centros como establecimientos de carácter cultural y formativo, puestos al servicio de aquellos jóvenes que, por razones de estudio o trabajo, se ven obligados a permanecer fuera de su domicilio familiar.

CSI-F Soria ha advertido que la orden de 14 de mayo, por la que se convocan plazas de residentes fijos en las residencias juveniles, "no sólo no impulsa el uso de las residencias juveniles, que son un patrimonio social y cultural de referencia en la Comunidad, sino que más parece que hay "una estrategia de propiciar su desocupación, como si se quisieran cargar la actividad de las residencias juveniles por alguna razón, quizás para privatizarlas".

Para el próximo curso 2014-2015 se han suprimido 42 plazas en las nueve residencias juveniles de la Comunidad, respecto a este curso 2013-2014, al pasar de 912 a 870.

En este curso, la ocupación es del 22 por ciento en la residencia juvenil de Ávila, un 68 por ciento en la de Burgos, un 44 por ciento en Palencia, un 53 por ciento en Segovia, y un peligroso 8 por ciento en la residencia de Zamora, que puede poner en riesgo su continuidad.

En el caso de León, la residencia 'Infanta Doña Sancha' está al 83 por ciento, mientras que la del 'Consejo de Europa' está en cierre técnico por falta de inscripciones.

En las dos residencias de Soria, la 'Antonio Machado' está al 89 por ciento y la 'Juan Antonio Gaya Nuño' al 43 por ciento.

CSI-F Soria teme que haya una intención de "propiciar el cierre de uno de estos centros".

El sindicato ha remarcado que las condiciones de solicitud de plazas de la orden recurrida "no animan, para nada, la ocupación de las residencias juveniles, que generan empleo y potencian la actividad de sectores como la universidad y el turismo".