CSI-F muestra su "satisfacción" por la resolución de las Cortes que exige la readmisión de los trabajadores de Tragsa

El sindicato independiente recuerda también una reciente sentencia del Juzgado de lo Social de Salamanca, que obliga a la readmisión de un trabajador despedido por el reciente ERE.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) muestra su "satisfacción" por la aprobación, con la unanimidad de todos los grupos, de la resolución de las Cortes regionales, que exige a la dirección de Tragsa la readmisión de todos los trabajadores despedidos (en Castilla y León más de 50 y en España más de 550) por el reciente ERE, que –por cierto- ya ha sido retirado.

 

El presidente autonómico de CSI-F Castilla y León, Carlos Hernando, afirma que la resolución de las Cortes supone un espaldarazo "muy importante de apoyo a los trabajadores", y un toque serio de atención a la administración central, responsable última de la gestión de la empresa pública.

 

Hernando dice que saber que todos los grupos políticos de las Cortes tildan de injustos los despidos, que descalifican la actitud de Tragsa, o que resaltan el papel que la empresa pública tiene en las administraciones, como un recurso propio, "anima" a continuar con las movilizaciones. Precisamente, los representantes de Tragsa se han concentrado hoy en las Cortes, para seguir de cerca un debate que ha satisfecho a los trabajadores de Tragsa de Castilla y León.

 

CSI-F recuerda también una reciente sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Salamanca, con fecha del pasado 18 de enero, por la que se declara nulo el despido de un trabajador de Tragsa, tras la demanda presentada por los sindicatos. CSI-F entiende que  “es un paso más, que evidencia la desfortunada actuación de Tragsa”.

 

La sentencia admite la readmisión de un técnico de prevención que fue despedido, como consecuencia de los recortes de personal que marcó el ERE en la gerencia unificada de Ávila-Salamanca, que el tribunal ha considerado no ajustado a derecho.

 

Además, de la argumentación de la sentencia se desprende un reconocimiento a la movilidad territorial que –de hecho- realizan los empleados de Tragsa, cuya trabajo no se ejerce sólo en una provincia, sino que se extiende por otras provincias y unidades territoriales, lo que hace más difícil entender los despidos realizados por la dirección de la empresa, según CSI-F.