Cruz Roja Salamanca cumple 140 años de labor social

El Presidente Provincial de Cruz Roja, Jesús Juanes, destaca el carácter solidario y generoso de la sociedad salmantina y afirma que la institución multiplicará sus esfuerzos para afrontar la persistencia de la crisis.

El sábado 31 de agosto Cruz Roja cumple 140 años de historia en la ciudad de Salamanca. Por ese motivo, Jesús Juanes, Presidente Provincial de Cruz Roja, ha escrito una carta bajo el título "140 años previniendo y aliviando el sufrimiento humano".

 

Es mucho tiempo, "pero aquí seguimos años después, mostrando uno de los valores más grandes del ser humano: la solidaridad de miles de salmantinos y salmantinas que han sido voluntarios, socios o trabajadores de Cruz Roja o han colaborado con ella", afirma Juanes, quien expresa su deseo de compartir este aniversario con los salmantinos, a los que define como una "sociedad enormemente solidaria y generosa",  dada su elevada participación en las innumerables campañas promovidas por Cruz Roja. A ellos, precisamente, les reconoce el haber conseguido que "Cruz Roja en Salamanca haya sido y sea hoy referencia a nivel nacional e internacional".

 

Humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad. Son los principios rectores de la filosofía de Cruz Roja, que se mantienen plenamente vigentes hoy día. Lo que sí ha cambiado desde 1873 son los ámbitos de actuaciónsegún las circunstancias de cada época: en un principio, volcados al cuidado de la salud; ahora, centrados en aspectos más netamente sociales. Pero, añade el Presidente Provincial, "en definitiva seguimos cumpliendo nuestro mandato humanitario de prevenir y aliviar el sufrimiento humano en cualquier circunstancia".

 

Precisamente, hoy en día Cruz Roja se enfoca a las necesidades sociales más acuciantes, trabajando con personas inmigrantes, drogodependientes, mujeres vulnerables, personas mayores y dependientes, infancia y juventud, personas sin hogar, esforzándose para la preparación y respuesta ante desastres, impulsando acciones para el empleo, prestando atención socio-sanitaria, ofreciendo formación, promoviendo la cooperación internacional, preservando el medio ambiente y el desarrollo sostenible.

 

Jesús Juanes hace hincapié en que desde Cruz Roja en Salamanca seguirán procurando multiplicar esfuerzos para afrontar las crecientes demandas, básicas muchas veces, que sigue ocasionando la persistencia de la crisis en parados de larga duración, personas en riesgo de perder su hogar, jóvenes ansiosos por incorporarse al mundo laboral y, en general, muchas familias con enormes carencias.

 

"Continuamos nuestro trabajo luchando cada día por desaparecer como institución. Y en esta utopía del mundo ideal, digno y justo, quiero dar las gracias a nuestra sociedad salmantina por confiar en Cruz Roja, haciendo posible que cada vez estemos más cerca de las personas”, concluye Juanes.