Cruz Roja distribuirá 170 toneladas de alimentos en Salamanca hasta abril

En Castilla y León se entregarán 1.445 toneladas dentro del Plan de Alimentos 2011

Cruz Roja Española distribuirá en Salamanca entre los meses de febrero y abril, 170 toneladas de alimentos para un total de 4.924 beneficiarios. Salamanca, junto con Palencia, ocupa el cuarto puesto en la región en volumen de ayuda donada por la institución y el sexto en usuarios beneficiados. En Castilla y León Cruz Roja distribuirá un total de 1.445.511 kilos de alimentos entre 50.527 personas. Según informó la asociación con esta acción cierra la cuarta fase del Plan de Alimentos 2011.

En concreto y según los datos aportados por Cruz Roja, la distribución de alimentos destina 87 toneladas a 4.127 beneficiarios de Ávila; 183 toneladas a 5.725 burgaleses; 201 toneladas a 7.290 beneficiarios de León; 170 toneladas para 6.179 palentinos; otras 170 toneladas para 4.924 beneficiarios de Salamanca; 156 toneladas para 5.606 segovianos; 80 toneladas para 3.460 beneficiarios de Soria; 311 toneladas para 10.003 vallisoletanos y 84 toneladas para 3.214 zamoranos.

Esta campaña de Cruz Roja depende del Plan 2011 de Ayuda Alimentaria del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), encuadrado en las medidas de regulación del mercado de productos agroalimentarios de la Política Agrícola Común (PAC).

Su objetivo, recalcaron las mismas fuentes, es doble: por un lado poner a disposición de las personas necesitadas, de forma gratuita, alimentos básicos de calidad y, por otro, emplear los excedentes de ciertos productos agrarios en poder de los organismos públicos de intervención de la Unión Europea.

Entre los alimentos a distribuir figuran productos lácteos como quesos, leche, natillas, zumos de frutas, derivados de cereales como distintos tipos de pasta alimenticia, galletas y cereales de desayuno, caldo de carne, crema de verduras deshidratada, tomate frito en conserva, además de arroz y alimentos destinados a la población infantil como papillas de cereales y leche de continuación.

Esta ayuda va dirigida a individuos o grupos familiares especialmente vulnerables, como son grupos familiares con menores y/o personas mayores a su cargo, familias monoparentales, personas con discapacidad física, psíquica o sensorial, personas incapacitadas para el trabajo o afectadas por toxicomanías o Sida, menores en situación de desamparo, mujeres maltratadas, minorías étnicas, inmigrantes, refugiados, asilados, ex reclusos, transeúntes, y personas mayores perceptoras de las pensiones más bajas.

Desde Cruz Roja se recordó que el plan de ayuda alimentaria para los más necesitados, del que se benefician 18 millones de personas en 20 estados miembros, seguirá suministrando alimentos a los ciudadanos más desfavorecidos durante dos años más después, hasta finales de 2013, con un presupuesto de hasta 500 millones de euros por año.