Cruz Roja, ACCEM y Cáritas impulsarán junto a instituciones un plan de apoyo integral a los refugiados

Imagen de los firmantes del plan en la Plaza Mayor, en el mes de septiembre. (Foto: Cynthia Duarte)

El plan de acogida ofrecerá a los refugiados alojamiento digno, bien sea temporal o estable, y ayudas para cubrir necesidades básicas, como alimentación o la compra de medicamentos, sin mermar la prestación social del resto de colectivos

Instituciones y ONG’s se han unido para elaborar, desde la colaboración y la coordinación, un plan de protección y acogida a los afectados que lleguen a Salamanca.  El objetivo es atender las necesidades básicas de los refugiados con los recursos que sean necesarios y la red de profesionales de todos los firmantes.

 

El plan de acogida ofrecerá a los refugiados alojamiento digno, bien sea temporal o estable, y ayudas para cubrir necesidades básicas, como alimentación o la compra de medicamentos, sin mermar la prestación social del resto de colectivos.

 

Incluirá también asistencia jurídica y psicológica, apoyo al estudio, información para la formación profesional y la integración sociolaboral, acompañamiento a centros escolares, sanitarios y sociales públicos, aprendizaje del idioma y habilidades sociales básicas, así como asistencia en trámites administrativos.

 

Para el desarrollo de este Pacto Institucional Local y Provincial, con una vigencia de cuatro años, que podrá ser renovado por periodos sucesivos, se crearán dos comisiones, una institucional y otra técnica con representantes de las instituciones y ONG’s firmantes.

 

Estos grupos se encargarán de plantificar las actuaciones y garantizar la acogida de los refugiados, dentro del marco del Programa Global de Protección Internacional del Ministerio de Empleo, que es el organismo competente en España para los Procesos de Acogida e Integración de las personas afectadas.

 

El fin último es ofrecer una respuesta integral, adecuada y normalizada a las necesidades de estas familias para facilitar su integración en Salamanca.

 

Para ello, otra de las claves del Pacto es el fomento de la solidaridad y sensibilidad hacia las personas refugiadas. Se establecerán canales de comunicación comunes para dar una información real sobre la atención  a los afectados.

 

Finalmente, los firmantes han destacado que Salamanca, ciudad y provincia tiene la capacidad suficiente para garantizar una acogida digna de refugiados y han insistido en la colaboración y coordinación no sólo local y provincial, concretada en este Pacto Institucional, sino también con la Junta de Castilla y León, el Gobierno de España y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). 

 

Está abierto, además, a otras organizaciones que estén interesadas en colaborar y aportar sus recursos para que las personas afectadas encuentren en Salamanca su nuevo hogar.