Cruce de críticas por la organización de las comisiones y el pleno de la Diputación de Salamanca

Pleno de esta mañana en la Diputación de Salamanca.

El diputado de Ganemos se queja del exceso de miembros y del número de comisiones, así como de su régimen de reuniones: lo considera excesivo y oneroso. El PSOE lo defiende como representativo de todos los territorios. Críticas a las delegaciones de competencias del pleno en la Junta de Gobierno.

COMISIONES Y MESA DE CONTRATACIÓN

 

En cuanto a la organización, en las comisiones informativas el PP tendrá siete representantes, cuatro serán del PSOE y uno cada uno Ciudadanos y Ganemos. La Mesa de Contratación estará comandada por Carlos García Sierra, vicepresidente, pero que actuará de presidente, Chabela de la Torre, Antonio Luis Sánchez y Marcelino Cordero, del PP; Carmen García Romero, Manuel Ambrosio Sánchez, del PSOE; Jesús de San Antonio de Ciudadanos; y Gabriel de la Mora, de Ganemos.

La Diputación de Salamanca ha celebrado esta mañana su pleno de constitución en el que han quedado resueltos todos los rudimentos para el funcionamiento político interno de los próximos cuatro años. La sesión, bastante corta (ha durado media hora) ha servido para ratificar algunas cuestiones ya conocidas, como el nombre de los vicepresidentes, de los diputados delegados, de las áreas o la composición de la mesa de contratación. Sin embargo, sí ha tenido debate por la disconformidad del diputado de Ganemos Salamanca con algunas cuestiones.

 

No habían pasado ni dos minutos de pleno cuando Gabriel de la Mora ha tomado la palabra para quejarse, en primer lugar, por el hecho de que este pleno de organización se hubiera convocado de manera urgente y con poco margen: el viernes se propusieron todos los asuntos y el lunes a las 8.30 era el pleno. "El pleno de organización no debe ser un mero trámite sino que se tiene que considerar con el resto", ha dicho De la Mora que consideraba la convocatoria "precipitada".

 

Además, el diputado de la agrupación de electores se ha quejado de que las comisiones se celebren miércoles y viernes de media en media hora y todas las semanas. En su opinión, obliga a no poder trabajar los asuntos y a una dedicación total de aquellos que no tienen dedicación exclusiva, además de un mayor coste económico por sus numerosas reuniones, que son remuneradas (60 euros por miembro salvo los que tienen dedicación exclusiva); por este motivo, De la Mora considera excesivo el número de miembros, trece por comisión, y propuso reducirla, así como el número de comisiones (son siete y propuso cinco, las mismas que áreas) y su periodicidad, semanal, y que propuso fuera quincenal.

 

En este punto no encontró el apoyo de ningún grupo y el PSOE puntualizó algunas cuestiones. Los socialistas defienden la composición y número de comisiones informativas por la cantidad de asuntos que hay que tratar y la necesidad, por un lado, de respetar la proporcionalidad del pleno (que hace imposible reducir a 7 los miembros de las comisiones) y, especialmente, por la conveniencia de que hubiera diputados de varias comarcas en cada comisión para conseguir la adecuada representatividad territorial.

 

Además, también ha habido disparidad de opiniones en cuanto a las delegaciones de competencias del pleno en la Junta de Gobierno. En ella, que estará controlada por el PP, se delegan el establecimiento, modificación y derogación de precios públicos por prestación de servicios, con lo que controlará de nuevo los precios de Salamaq; y los reconocimientos de compatibilidad para un segundo puesto o actividad pública o con las actividades profesionales. En este gunto, Ganemos lamentó que empezara la legislatura con estas delegaciones y pedía que estuvieran todas en el pleno, como era reglamentario. PSOE y Ciudadanos no quisieron entrar en el tema y se abstuvieron porque consideraron esta decisión propia del equipo de Gobierno.