Críticas a la decisión de Iglesias de gastar 8,3 millones en carreteras y obras no planificadas

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, en su rueda de prensa de balance de Salamaq 2015.

La oposición protesta por la decisión del PP en la Diputación de aprobar en cuestión de horas una modificación de crédito de 8,3 millones para un plan de carreteras "sin plan" y una nave y otro aparcamiento que no son necesarios en el reciento ferial

El pleno de la Diputación de Salamanca este miércoles ha tenido uno de sus momentos álgidos a la hora de tratar una de las propuestas que traía el equipo de Gobierno. Se trata de una modificación de crédito muy abultada, de 8,3 millones de euros, para diversas inversiones que se ha tratado de manera precipitada, y con la que se van a financiar actuaciones sin planificación alguna. Esto ha desatado las críticas de los grupos de la oposición a una manera de actuar que es habitual en la Diputación.

 

La modificación de crédito es un recurso que sirve para destinar partidas presupuestarias a fines diferentes de los inicialmente previstos. En este caso, se trata de usar un dinero que ha quedado en remanente, en concreto, del anterior ejercicio. Sin embargo, la oposición no entiende ni los modos ni los objetivos de fondo que se persiguen.

 

Según los datos del equipo de Gobierno, se trata de un montante de 8,3 millones de euros. Su cambio de destino se ha tratado de manera precipitada esta misma semana a pesar de ser una cantidad importante y, de hecho, se trató en comisión de Hacienda el mismo día del pleno. Ya allí los diputados de la oposición protestaron por la precipitación con la que se había decidido llevar en el orden del día este asunto.

 

Pero las iras se han desatado por completo con el fondo del asunto, el uso que se va a dar a esta cantidad. Según los datos oficiales, van a ser 6 millones de euros para un plan de carreteras, 1,1 millones para una nave y otro aparcamiento en el recinto ferial y casi un millón para el edificio del Instituto de las Identidades. Pues bien, según la oposición, ninguna de estas actuaciones está planificada ni justificada, algo que el equipo de Gobierno no ha podido negar en buena parte.

 

Al ser preguntado, el equipo de Gobierno ha reconocido que no se sabía todavía a qué carreteras iba a ir destinada la partida de 6 millones. "Nos ha traído para aprobar un plan sin plan", ha lamentado el diputado de Ciudadanos Jesús de San Antonio, que considera que este gasto es "oportunista y electoralista" y que su único objetivo es "llenar de parches la provincia". "Hay que reflexionar en qué se gasta el dinero de los ciudadanos", ha rematado. El resto de grupos se han expresado en similares términos, caso de la portavoz del PSOE, Carmen García, que ha criticado la falta de planificación en las actuaciones de la Diputación.

 

El resto de los proyectos en los que se va a gastar esta modificación de crédito también han sido criticados. La oposición no entiende las prisas para gastar 1,1 millones en una nave para ganado y un nuevo aparcamiento en el recinto ferial, cuando hay naves de sobra y todavía planea la chapuza del último aparcamiento hecho para Salamaq. Y tampoco entienden que se pueda justificar un gasto de casi un millón de euros en las obras en la sede del Instituto de las Identidades.