Cristo del Sudor, entre devoción y leyenda

Fiesta del Cristo del Sudor en el municipio de La Alberca. (Fotos: Rosa Gómez)

La Alberca ha celebrado este domingo una de sus tradiciones más arraigadas, la festividad del Cristo del Sudor, donde van todos los cofrades ataviados con capa y sombrero.

Rosa Gómez

La Alberca ha celebrado este domingo una de sus tradiciones más mas arraigadas, la festividad del Cristo del Sudor. Esta fiesta esta relacionada con la Cofradía del mismo nombre, Hermandad de la que se poseen datos a partir del siglo XVII. Los cofrades, junto con los mayordomos van a buscar al abad a su casa, para posteriormente en orden de edad y rango dirigirse en comitiva hasta el templo, conformando una procesión de gran belleza y solemnidad en la que no falta los sones serranos. Van todos los cofrades ataviados con capa y sombrero.

 

Cuenta con treinta y tres miembros (los mismos que los años que vivió Cristo) pero son numerosos los aspirantes que también acompañaron en la procesión. Veneran una hermosa imagen del Cristo Crucificado que se encuentra en la iglesia parroquial, y que desde el punto de vista artístico es una de las más importantes que guarda el templo. Hay quienes creen que pertenece a la escuela vallisoletana de Juan de Juni.

 

Aunque según sus constituciones su nombre es Cofradía del Santísimo Cristo, cambió su nominación a esta más popular cuando -según una antigua tradición- se dice que “sudó” sangre y agua por su costado, un día de septiembre de mitad del siglo XVII, ante una peregrina que se dirigía a la Peña de Francia.

 

Otra de las peculiaridades de esta tradición es la reliquia de la Santa Espina de la corona de Cristo, que se guarda en el templo albercano y que se venera precisamente en esta fiesta, pasando a besarla todos los fieles y devotos que lo deseen. Tal reliquia fue donada a La Alberca por el monje dominico Padre Lozano y cuenta con un antiguo certificado de autentificación de un cardenal romano.

 

Las finalidades como tal cofradía es devocional, festiva y funeraria.