Cristina Cifuentes sienta cátedra en Salamanca

La presidente del PP y de la Comunidad de Madrid dejó sin palabras a los políticos de Salamanca con sus argumentos en el tradicional paseo por las calles de Salamanca. E incluso levantó a los salmantino y turistas de las terraszas para hacerse una foto con ella.

Cristina Cifuentes sentó cátedra en Salamanca y lo hizo de la mejor maneras posible: usando la palabra y dejando sin ella a los políticos salmantinos que la acompañaron en su tradicional paseo por las calles de la capital.

 

Mientras uno se limitaban a hablar del tiempo y de que en verano hace calor y en invierno frío, o en que esto es muy bonuito o lo otro... Cristina Cifuentes tuvo dos minutos para ella sola en los que explicó las bases de una campaña que debe llevar al PP a ganar las elecciones y a Podemos a perder todo lo que ha ganado.

 

Así, estuvo haciendo hincapié en las medidas necesarias y en las líneas rojas en las que hay que hacer hincapié para no perder lo ganado "porque lo importante no es lo que digan ahora las encuestas. Lo importante es lo que pase el 26 de junio, y para eso solo hay una receta: currar, trabajar...".

 

Bajo esa premisa, Cifuentes se atrevió con todos los que detuvieron su camino por la calle, bien para hacerse un 'selfie' con ella, bien para recriminarle que "no hacéis nada por nosotros". Estas palabras las pronunció una joven que acababa de graduarse en Salamanca al paso de Cristina Cuifuentes quien, previamente la había felicitado.

 

Y su otra contestación no tuvo desperdicio. "Sí que hago cosas; he bajado un 20% las tasas universitarias y he creado un 'bono joven' económico. Vente para Madrid", espetó Cifuentes.

 

Muchas fotos y saludos después, Cifuentes prosiguió su camino sin casarse con nadie, pero agradeciendo los saludos y los ánimos de la gente. "¿Cómo vamos a quedar", le preguntaron.

 

"No lo sé, solo le digo que vamos a trabajar mucho", replicó. Lo dicho, sentó cátedra e incluso dejó en evidencia a sus colegas de Salamanca... a los que pudieron hablar, claro.