Cristiano y Morata hacen bueno el famoso '90 minuti en el Bernabéu son molto longo'

El portugués en el 89 y el español en la última jugada del partido le dieron la victoria a un Madrid que no brilló y que en numerosas fases del partido se vio superado por el Sporting de Portugal.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Casilla; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos (James Rodríguez, min.77), Modric; Bale (Lucas Vázquez, min.67), Cristiano y Benzema (Morata, min.67).

 

SPORTING CP: Rui Patricio; Pereira, Coates, Semedo, Zeegelaar; Adrien Silva (Elías, min.73), William Carvalho, Bruno César, Martins (Markovic, min.70); Dost y Bryan Ruiz (Campbell, min.91).

 

GOLES.

 

0-1, min.48, Bruno César.

1-1, min.89, Cristiano.

2-1, min.93, Morata.

 

ÁRBITRO: Paolo Tagliavento (ITA). Amonestó a Kroos (min.75) por parte del Real Madrid y a Adrien Silva (min.39), William Carvalho (min.57) y Zeegelaar (min.65) por parte del Sporting CP.

 

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

El Real Madrid ha estrenado corona europea con una agónica victoria frente al Sporting CP (2-1) en el primer partido de la Liga de Campeones 2016/17, lavándole la cara al partido en los minutos postreros con dos tantos 'in extremis' de Cristiano Ronaldo y Álvaro Morata que desataron la alegría en el Santiago Bernabéu después de un inicio atragantado en el que los lusos fueron un auténtico quebradero de cabeza.

 

Los merengues retomaron la que es su competición fetiche estrenando la undécima 'orejona' conseguida en mayo y con el aliciente del regreso al 'once' titular del trío ofensivo formado por Gareth Bale, Karim Benzema y Cristiano Ronaldo, pero la conexión hizo aguas. No obstante, el astro portugués primero, y Morata después, entrado en la segunda parte, dieron la vuelta sobre la bocina a un encuentro en el que estuvieron contra las cuerdas.

 

Pese a que el entrenador sportingista, Jorge Jesús, reconociera su inferioridad en la previa del encuentro, su equipo no se arrugó de salida y ya en los primeros compases avisó del peligro que podían causar en el feudo blanco. Bruno César en primera instancia y Gelson Martins, a continuación, pusieron en aprietos a Casilla, que salió indemne por centímetros mientras sus compañeros se mostraban incapaces de meter mano a su rival.

 

Intentando desquitarse de este incómodo inicio, Benzema y Cristiano comenzaron a buscarse sobre el campo aunque sin acierto, ya que los lusos se mostraron muy sólidos en una primera parte que tuvieron controlada plenamente, para sorpresa del graderío local. Ante la incapacidad de inquietar la meta de Rui Patricio trenzando jugadas, Ronaldo dio el primer latigazo del Madrid rondando la media hora.

 

El reciente campeón de Europa también con su selección no tuvo piedad con el club en el que dio sus primeros pasos como profesional y dio prácticamente el único destello de los suyos en ataque con un potente disparo lejano que acabó en córner. Sin embargo, esta acción de carácter del '7' no encontró en sus compañeros la reacción deseada.

 

Con los blanquiverdes tocando sin complicaciones se llegó al descanso, en los que fueron unos primeros 45 minutos preocupantes que concluirían con un Bale dolido físicamente y unas malas sensaciones que se reafirmaron tras la reanudación, puesto que Bruno César tardó segundos en materializar un primer tanto que puso por delante a su equipo de manera meritoria.

 

Después de una bonita jugada iniciada por la costado diestro, César definió con sutileza con la zurda de primeras para hacer evidentes los problemas de los de Zinedine Zidane. El Real Madrid no daba con la tecla para enfilar portería, la 'BBC' no se entendía y un mal presagio se adueñó del Santiago Bernabéu, por lo que el técnico galo optó por dar salida a Bale y Benzema, tratando que Morata y Lucas Vázquez aportaran la frescura necesaria.

 

MORATA Y LUCAS CAMBIAN LA ESCENA

 

Tras los cambios, que acabaron siendo decisivos, la mejoría se notó con claridad. Morata comenzó a hacer de las suyas gozando primero de un claro mano a mano invalidado por fuera de juego y anotando un gol que fue anulado a la postre por la misma razón, muy 'enchufado' desde los primeros minutos para terminar erigiéndose en salvador.

 

En este tiempo, Cristiano también logró levantar de sus asientos a los aficionados con un remate que se estrelló en el palo, que resultó ser telonero del gol salvador de la noche. Bajo un lógico ambiente de necesidad, las ocasiones se sucedieron en el que fue un asedio continuo en el que su contrincante no podía tomarse un respiro.

 

Sin resignarse, los de la capital española monopolizaron los ataques y terminaron obteniendo premio en el 89'. Después de ceder anteriormente una falta en la frontal, Cristiano Ronaldo no dudó en tomar la responsabilidad del lanzamiento para maquillar un partido que se puso muy cuesta arriba, enviando a la escuadra un balón que llegó a rozar el arquero portugués.

 

Aún con el descuento por delante, los jugadores madridistas tuvieron la enorme virtud de creer en el milagro apurando sus opciones hasta el pitido final y, precisamente en la última jugada del partido, Morata se puso el disfraz de héroe para cabecear al fondo de las mallas un esférico que mantuvo los tres puntos en casa en el debut en 'Champions' y dejó de nuevo con la miel en los labios a Rui Patricio, que llegó a tocar con la punta de los dedos.