Cristiano se viste de récord y revienta al Espanyol

La fiesta de Cristiano Ronaldo la culminó el propio crack portugués a falta de diez minutos para el final aprovechando, a partes iguales, la pasividad de la defensa del Espanyol y la asistencia de Lucas Vázquez.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

RCD ESPANYOL: Pau; Arbilla, Ciani (Montañés, min.46), Álvaro González, Duarte; Javi López (Cañas, min.46), Salva Sevilla, Víctor Sánchez (Joan Jordán, min. 64), Víctor Álvarez; Gerard Moreno y Felipe Caicedo.

  

REAL MADRID: Keylor Navas; Marcelo, Pepe, Sergio Ramos (Varane, min.75), Carvajal; Casemiro, Modric (Kovacic, min.55), Isco; Gareth Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Lucas Vázquez, min.65).

 

GOLES.

 

   0-1, min. 7: Cristiano Ronaldo.

   0-2, min. 17: Cristiano Ronaldo, de penalti.

   0-3, min. 20: Cristiano Ronaldo.

   0-4, min. 28: Karim Benzema.

   0-5, min. 61: Cristiano Ronaldo.

   0-6, min. 81: Cristiano Ronaldo.

 

ÁRBITRO: Bikandi Garrido (Comité Vasco). Amonestó a Álvaro González (min.16) y a Cañas (min.65) en el RCD Espanyol. Y a Karim Benzema (min.35) y a Kovacic (min.68) en el Real Madrid.

 

ESTADIO: Power8 Stadium.

El Real Madrid ha logrado este sábado una nueva victoria por goleada, la segunda de la temporada tras el 5-0 al Real Betis, contra el RCD Espanyol (0-6) en el Power8 Stadium -con homenaje incluido al exespanyolista Raúl Tamudo, recientemente retirado- durante la tercera jornada de la Liga BBVA en la que Cristiano Ronaldo, que no veía portería rival desde finales de julio en un amistoso contra el Manchester City, se erigió como el principal protagonista al marcar cinco dianas con las que rompía su sequía goleadora y, por consiguiente, al conjunto 'perico'.

  

El temido 'virus FIFA', que se cobró las lesiones de James Rodríguez con una rotura muscular y de Danilo con una rotura de la fascia plantar durante el parón por selecciones, no perjudicó a un Real Madrid que fue netamente superior. Benítez solventó las bajas alineando a Isco y Carvajal, además de Casemiro, que dio descanso a Toni Kroos, y de Pepe, que sustituyó a Varane en el eje de la zaga.

  

Sergio González -que no pudo contar con los merengues Asensio y Burgui por cláusula- construyó la base de su equipo por dentro, poblando el mediocentro con cuatro centrocampistas y no renunció a sus dos atacantes, Gerard Moreno y Felipe Caicedo, que forzó a las primeras de cambio la maquinaria defensiva del Real Madrid con una explosiva arrancada que obligó a Keylor Navas a reaccionar a su disparo.

  

El rocoso planteamiento del Espanyol duró lo mismo que una piruleta a la salida de un colegio. Las buenas expectativas con las que arrancaron los blanquiazules sucumbieron ante un Cristiano Ronaldo hambriento de gol, que no tuvo piedad alguna en ensañarse. En cuestión de media hora firmó un triplete y asistió a Benzema para hacer el cuarto antes de tomar el camino a vestuarios.

 

CRISTIANO SUPERA A DI STEFANO Y A RAÚL

  

El '7' del Madrid puso fin a los siete partidos -tres amistosos, dos de Liga y otros tantos con su selección- de sequía sin ver portería en solo siete minutos de partido. Ni Spielberg prepararía semejante guion para una película. El luso hizo bueno un notable pase en profundidad de Luka Modric, que encontró un agujero en la defensa del Espanyol, para plantarse solo frente a Pau López y batirle por el palo largo. Punto y final a una racha de 50 días.

  

Más que un guion dirigido por Steven Spielberg, lo suyo en Cornellà-El Prat fue más propio de una película de Quentin Tarantino. Cristiano -que participó en los últimos cuatros goles ligueros de su equipo ante el Espanyol- huele a 'periquito' y activa el modo imparable. Transformó desde los once metros un penalti cometido a Gareth Bale y se coló entre los defensas para rematar a gol como buen '9' un centro medido del galés. Triplete en solo 20 minutos.

  

Al de Madeira, que con sus tres goles superó las 227 dianas de Di Stéfano en Primera División, le dio tiempo suficiente para poner el broche de oro a una redonda actuación en una jugada que ensalzó las virtudes de la 'BBC'. Bale volvió a conectar en profundidad con Cristiano, que se sacó de la chistera una precisa asistencia para que Benzema marcara el cuarto afincado en el segundo palo.

 

BALE REDONDEA LA FIESTA DE CRISTIANO

  

Bajó el Real Madrid un punto de intensidad para no hacer sangre a los pericos, que fueron constantemente a contracorriente. Aún así, y con una marcha menos, el Espanyol fue el mismo títere en manos del conjunto merengue, que durmió el partido y lo encendió con chispazos a la contra.

  

Más allá del festival goleador de Cristiano Ronaldo, fue Gareth Bale el que logró reivindicarse y dar la razón a Rafa Benítez. Desde la posición de segundo punta martilleó la línea defensiva catalana. A su actuación -provocando un penalti por dentro, asistiendo a Cristiano por la derecha en el tercero y originando el cuarto- sumó una nueva asistencia entrando por la derecha para dejar solo a Cristiano Ronaldo, que marcó su cuarto y superó en el acumulado las 228 de Raúl González en el fútbol español.

  

Si las cosas por el frente delantero marchaban mejor que nunca, no lo era menos en el aspecto defensivo. El costarricense Keylor Navas, que ya paró un penalti en la segunda fecha contra el Real Betis, volvió a demostrar de la pasta que está hecha. Una semana después de tener apalabrada su marcha al Manchester United en el 'culebrón De Gea', el tico argumentó su valía dejando la portería a cero, por tercera ocasión consecutiva, tirando de reflejos y sacando una prodigiosa mano a cabezazo picado de Gerard Moreno.

  

La fiesta de Cristiano Ronaldo la culminó el propio crack portugués a falta de diez minutos para el final aprovechando, a partes iguales, la pasividad de la defensa del Espanyol y la asistencia de Lucas Vázquez, que regresaba Cornellá tras una temporada cedido allí, para firmar un repóker -algo que consiguió por última vez contra el Granada en abril- con el que coge confianza de cara al estreno de una nueva edición de la Liga de Campeones recibiendo en casa al Shakhtar Donetsk.