Cristiano estrella en el palo a Portugal

Portugal y Austria empataron a cero goles después de que Ronaldo mandase al palo el balón desde los 11 metros a falta de poco más de 10 minutos para el final.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

PORTUGAL: Rui Patricio; Vieirinha, Pepe, Ricardo Carvalho, Guerreiro; William Carvalho, Moutinho, André Gomes (Eder, min.83); Quaresma (Joao Mario, min.71), Cristiano y Nani (Rafa Silva, min.89).

 

AUSTRIA: Almer; Klein, Prödl, Hinteregger, Fuchs; Ilsanker (Wimmer, min.87), Baumgartlinger, Alaba (Schoepf, min.65); Harnik, Arnautovic y Sabitzer (Hinterseer, min.85).

 

ÁRBITRO: Nicola Rizzoli (ITA). Amonestó a Quaresma (min.31) y Pepe (min.40) por parte de Portugal. Y a Harnik (min.47), Fuchs (min.60), Hinteregger (min.78) y Schoepf (min.86) en Austria.

 

ESTADIO: Parc des Princes, París.

La selección de Portugal no pudo (0-0) este sábado con Austria en la segunda jornada de la Eurocopa de Francia 2016 en un encuentro en el que volvió a dejar buenas sensaciones aunque no goles, con un fútbol vistoso y ofensivo que no vio puerta a pesar de que Cristiano Rolando tuvo la opción desde el punto de penalti.

 

El cuadro luso disfruta quizá del mejor fútbol de los últimos tiempos. Un equipo en formación y renovación con buenas maneras que sin embargo ve complicarse su presencia en la siguiente fase por su falta de gol. El a priori asequible Grupo F se ha convertido en una pesadilla para una Portugal que se jugará los octavos ante la líder Hungría.

 

Los de Fernando Santos volvieron a dominar al rival, como en el estreno ante Islandia. Llegaron con mucho peligro y asiduidad a la meta rival e incluso Ronaldo, que de nuevo no fue el mejor de su equipo, tuvo la mejor opción a 10 minutos del final desde los 11 metros. El empate deja a la semifinalista en 2012 con dos puntos, obligada a sumar contra la revelación húngara en el último encuentro.

 

Austria, que sumó su primer punto, asustó en cada parte con un par de buenas llegadas, pero fue Portugal quien mereció sacar tajada en el Parque de los Príncipes de París. En la capital gala Cristiano estiró su gafe. Al delantero del Real Madrid se le resiste el gol en la cuarta Eurocopa consecutiva. Los de Santos, con un equipo de talento, no encontraron en exceso a su capitán.

 

Sin embargo, el cuadro luso se las apañó para generar mucho y bueno. El primer gran susto fue el de los austriacos, por medio de un Harnik que rozaría también el tanto en el segundo acto. Las dos ocasiones austriacas en el partido, al verse obligados a renunciar al ataque ante un rival bien organizado. Nani y el propio Cristiano tuvieron el gol en sus botas.

 

Tras el descanso, el ariete blanco entró más en contacto con el balón pero se asomó a la meta rival sin suerte. De lanzamiento lejano, de cabeza, Almer se hizo grande bajo palos. Los de Marcel Koller comenzaban a pedir la hora cuando Hinteregger agarró a Cristiano en el área. El luso se quedó sin ver puerta estrellando el balón al palo y Portugal entró en crisis.

 

Los últimos 10 minutos no supo reaccionar una Portugal sin gol, con la pólvora mojada pese a infinidad de ocasiones, que ve peligrar su presencia en los octavos de final. El próximo miércoles Ronaldo tendrá la opción de desquitarse contra Hungría, con un todo o nada para esta Portugal que por fútbol merece más.