Crecerse ante el peligro

HUIR DEL DESCENSO. El Salamanca busca unos puntos que se le resisten desde noviembre para no caer en el pozo. HUIR DE LAS DUDAS. El resultado puede despejar las dudas sobre el futuro de Cano
TERESA SÁNCHEZ
El agua cerca el cuello de la Unión Deportiva Salamanca, y también el de su técnico, pero aún hay posibilidad de recuperarse y huir, a nado, del peligro. Recuperar fuerzas para dar las primeras brazadas pasa por sumar por fin unos puntos que se resisten desde el pasado mes de noviembre cuando el conjunto blanquinegro venció a Las Palmas. Ahora, frente al otro equipo canario de la categoría, el Tenerife, el equipo de Óscar Cano afronta su enésima oportunidad de acabar con la racha negativa.

Más que nunca el equipo está en peligro porque un nuevo traspié le llevaría directamente a un pozo que ahora bordea y, además, también está en peligro su técnico, al que la directiva y presidente han dado su apoyo pero al que otro tropiezo dejaría en una situación más que precaria. Por eso es la hora de crecerse ante el peligro, apoyado además por una afición que parece dispuesta a hacer recordar que cuando se juega como local se parte con ventaja.

Sobre el once que situará Cano de inicio la principal duda es si podrá o no contar con un Biel que ayer seguía sin estar al cien por cien. Bernabé espera su momento. En la zaga es probable el debut de Juanpa en lugar del sancionado Arbilla, mientras que por delante habrá que ver quién es el elegido para acompañar a Yuste en la zona medular.