Crecen el malestar y la preocupación entre la plantilla por el retraso en el cobro

El club debe dos meses a una plantilla que se teme también una deuda del mes de mayo

Falta un partido para el final de la mejor temporada de la historia del Guijuelo y las perspectivas no son nada optimistas porque sigue creciendo el malestar entre la plantilla ante la deuda del club con los jugadores que asciende a las nóminas de marzo y abril, y muchos ya piensan que también puede ser mayo, aunque sea pronto para saberlo.

Por ello, los jugadores esperan cobrar en la jornada de hoy o por lo menos tener la garantía de que se va a realizar antes de que ellos abandonen el club para irse a sus ciudades de origen, hecho que ocurrirá entre el lunes y el martes, por lo que la situación se encuentra muy tensa.

Ante esta situación, y a la espera de lo que ocurra hoy, los jugadores determinarán qué postura tomar porque, según sus propias impresiones, “nos hemos cansado de esperar y de falsas promesas porque necesitamos el dinero para vivir”.

Por su parte, el presidente del club, Jorge Hernández, ha destacado que están pendientes de las subvenciones que les deben “el ayuntamiento, la Diputación y la Junta de Castilla y León, y en cuanto lo tengamos ingresaremos la nómina a los jugadores”.

Asimismo, destacó que hay clubes que están “mucho peor y les deben más nóminas a los jugadores aunque sabemos que nuestra responsabilidad es pagar y lo haremos cuando podamos porque ahora no tenemos esa opción”, dijo.

En lo que se refiere al aval que ha pedido al club la RFEF, Hernández destacó que se trata de “un error porque la deuda del año pasado es mínima y nos han dicho que nos van a quitar ese aval en unos días, aunque nos lo tienen que confirmar”.