Crean la bombilla más pequeña del mundo

Bombilla

Científicos han logrado, por primera vez, una fuente de luz visible en un chip usando grafeno, una forma de carbono atómicamente fina y perfectamente cristalina, como un filamento.

Para conseguirlo, adjuntaron pequeñas tiras de grafeno a electrodos de metal, suspendieron las tiras por encima del sustrato, y pasaron una corriente a través de los filamentos para hacer que se calentasen. El estudio se publica en Nature Nanotechnology.

 

"Hemos creado lo que es esencialmente la bombilla más diminuta del mundo", dice Wang Fon-Jen, profesor de Ingeniería Mecánica en la Universidad de Columbia y co-autor del estudio. "Este nuevo tipo de emisor de luz se puede integrar en los chips y allanará el camino hacia la realización de comunicaciones ópticas basadas en grafeno y en pantallas atómicamente delgadas, flexibles y transparentes".

 

Al medir el espectro de la luz emitida por el grafeno, el equipo fue capaz de demostrar que el grafeno estaba alcanzando temperaturas superiores a 2.500 grados centígrados, lo suficientemente caliente para brillar intensamente.

 

"La luz visible del grafeno atómicamente fino es tan intensa que es visible incluso a simple vista, sin ninguna ampliación adicional", explica Young Duck Kim, primer autor del estudio.