Costa Rica ya no es sorpresa y espera a Holanda

El portero Keylor Navas fue el gran héroe de los 'ticos' en el partido y en la tanda de penas máximas.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

COSTA RICA: Keylor Navas; Gamboa (Acosta, min.77), Duarte, González, Umaña, Díaz; Borges, Tejeda (Cubero, min.66), Ruiz, Bolaños (Brenes, min.83) y Campbell.

  

GRECIA: Karnezis; Torosidis, Manolas, Sokratis, Cholebas; Karagounis, Samaris (Mitroglou, min.58), Maniatis (Katsouranis, min.78); Lazaros, Salpingidis (Gekas, min.69) y Samaras.

 

GOLES:

 

   1 - 0, min.52, Bryan Ruiz.

   1 - 1, min.90, Papastathopoulos.

 

PENALTIS:

 

   1 - 0, Borges.

   1 - 1, Mitroglou.

   2 - 1, Bryan Ruiz.

   2 - 2, Christodoulopoulos.

   3 - 2, González.

   3 - 3, Cholevas.

   4 - 3, Campbell.

   4 - 3, Gekas, falla.

   5 - 3, Umaña.

 

ÁRBITRO: Benjamin Williams (AUS). Amonestó a Duarte (min.42), Tejeda (min.48), Granados (min.57), Bryan Ruiz (min.70) y Navas (min.90) por parte de Costa Rica. Y a Samaris (min.35) y Manolas (min.72) en Grecia. Expulsó a Duarte (min.66) por segunda amarilla en  Costa Rica. Expulsó al final de la prórroga al entrenador de Grecia, Fernando Santos.

 

ESTADIO: Arena Pernambuco (Recife).

La selección de Costa Rica hizo historia este domingo tras batir a Grecia y alcanzar los cuartos de final del Mundial de Brasil en una agónica tanda de penaltis en la que el meta Keylor Navas se erigió como héroe costarricense, ya que detuvo un lanzamiento y alargó el sueño de los suyos, que se citan ahora con Holanda por un puesto en semifinales.

  

Ante la maraña griega, que apeló una vez más a la épica, la maniatada Costa Rica tiró de su arma en caso de emergencia: un inexpugnable Navas, meta del Levante, que detuvo un penalti a su ex compañero Gekas para que después Umaña cerrase una tanda que coloca al pequeño país americano entre los ocho mejores del mundo. Grecia lo tuvo, incluso en el últimos instantes de la prórroga, pero Navas se encargó de encender la tragedia griega.

  

La batalla estuvo durante gran parte de los 90 minutos en el escenario que le gusta a Grecia, pero un tanto de calidad de Bryan Ruiz tras el descanso parecía terminar con un sueño griego que comenzó con el tanto de Samaras en el último instante ante Costa de Marfil para meterse por primera vez en los octavos de final. La épica de los helenos tuvo un capítulo más y, con un menos los costarricenses, los de Fernando Santos terminaron viendo portería en el último minuto por medio de Papastathopoulos.

  

La prórroga era una losa para ambos, unos con uno menos y otros con muchos años encima, y los penaltis parecían inevitables desde el primer minuto. Aún así, el jugador menos en los de Jorge Luis Pinto se dejó notar y los griegos tuvieron dos ocasiones claras para cerrar el pase a cuartos, pero Navas, a la altura de una espectacular temporada, puso el cerrojo y la guinda, después, en la tanda de penaltis.

  

Los 'ticos' tuvieron que aferrarse a su meta después de un duelo en el que no lograron mostrar la versión que ha enamorado a la mayoría de los aficionados neutrales: una demostración de identidad en el grupo de la muerte --con Uruguay, Italia e Inglaterra--. Y es que los primeros minutos parecían desvelar una nueva gesta costarricense. Grecia parecía despistada en defensa y los de Pinto arrancaban con el fútbol vivo y sin complejos que venían ofreciendo. Pero pronto la guerra pasó a librarse en el terreno griego.

 

COSTA RICA SALE DE LA TRAMPA GRIEGA

  

Los de Santos se asentaron, alejaron a los delanteros rivales de la portería, y gozaron de buenas ocasiones para ponerse por delante. Costa Rica, sin ideas, caía en la trampa, pero ofreciendo carácter y aguante, lograron rehacerse para doblegar a una Grecia que, con sus armas, tenía el partido de cara. Con todo, los de Pinto salieron a flote primero cuando peor estaban las cosas para los americanos, con el gol de Ruiz, y después con uno menos durante 55 minutos.

  

Sin embargo, aquella buena noticia para los latinoamericanos con el segundo tanto en el Mundial de su capitán, duró instantes, ya que minutos después se quedaban con uno menos por la expulsión de Duarte. Los de Santos hicieron recular a su rival y tras varios intentos, y ya en el 90', lograron batir a Navas por medio de Papastathopoulos. Así se llegó a una prórroga sin fuerzas ni fútbol, pero en la que Grecia tuvo una contra de cinco contra dos que se estrelló en Navas y una última de Mitroglou que sacó también el meta del Levante.

  

El duelo entre tapados o sorpresas en Brasil terminó sonriendo a una Costa Rica que seguro que habrá ganado otro enorme puñado de adeptos. Una tanda de penaltis en la que nadie estaba dispuesto a fallar, pero donde Navas, tranquilo, sosegado en medio del nerviosismos, esperaba su momento para poner a su país por primera vez en cuartos de final. Umaña tuvo el honor de citar a Costa Rica con Holanda, pero el héroe estuvo bajo los palos.