Costa de Marfil pone a prueba la fortaleza de los españoles

SUFRE MÁS DE LA CUENTA. El potencial físico de los correosos ‘elefantes’ puso en serias dificultades a la ÑBA, que tuvo que esforzarse al límite
FEB

La selección española proclamó campeona del Torneo de Las Palmas de Gran Canaria al superar a Costa de Marfil por 85-70 en lo que supuso el segundo partido de preparación de la Selección para el Mundial de Turquía y en el que los marfileños obligaron a los de Scariolo a emplearse a fondo.

Se apreció un gran cambio en el rival con el que España se encontró enfrente. La selección de Costa de Marfil se mostró como un equipo muy aguerrido y que supo llevar el encuentro a una dinámica muy anárquica para así minimizar la superioridad técnica y física de la selección española.

El inicio de partido de España fue bueno. La Selección volvía a exhibir un baloncesto muy dinámico y en el que primaba la calidad individual de los jugadores españoles, especialmente de Juan Carlos Navarro y Rudy Fernández desde el perímetro. En el segundo cuarto, España, con sendos triples de Jorge Garbajosa y Rafa Martínez, pareció empezar a poner las primeras piedras para asegurarse el triunfo pero eso no frenó el ánimo de Costa de Martil, que volvió a buscar ataques muy rápidos y tremendamente productivos. La igualdad en el marcador envalentonó a los costamarfileños al inicio del tercer cuarto y se colocaron por delante en el marcador (40-42, min. 22). Ya en los últimos minutos del tercer cuarto, liderados por Calderón y Mumbrú España recuperó su máxima ventaja (67-56, min. 30). Mejoró en defensa y rompió el partido.