Cospedal niega "tancredismo" por parte de Rajoy y dice que es "contundente" contra el referéndum

María Dolores de Cospedal
Rechaza una reforma constitucional como pide el PSOE porque la de 1978 "es tan flexible y tan amplia" que es posible moverse "dentro de ella"


MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha negado este lunes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, esté respondiendo con "tancredismo, escondiendo la cabeza", a las aspiraciones soberanistas en Cataluña, y cree más bien que su respuesta está siendo firme y contundente.

En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, Cospedal ha subrayado que "una cosa es emitir opiniones cuando no se está gobernando" y otra dar respuestas políticas desde el Ejecutivo. A su juicio, esas respuestas se están dando "sin grandes algaradas, en el tono que tienen que tener, que es el que tiene Mariano Rajoy".

Para la 'número dos' del PP, ese tono está siendo "firme y contundente, y con un unas ideas expresadas claramente": "No se va a producir un referéndum ilegal ni yo lo voy a autorizar, como ha dicho Mariano Rajoy, porque ni quiero ni debo", ha remachado.

Cospedal ha recalcado que Rajoy "no va a ser el presidente del Gobierno que permita que algo ilegal pueda hacer que se pierda la integridad territorial y la unidad de España", y que él mismo lo ha dicho de forma "clara y absolutamente contundente".

La dirigente 'popular' ha afirmado que aún "no está fijada" la fecha para la reunión entre Rajoy y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, pero en todo caso ha puntualizado que no le correspondería a ella anunciarla.

Preguntada por la posibilidad de un pacto de Estado con el PSOE sobre Cataluña, ha afirmado que el PP lo viene reclamando "desde siempre", para hablar de Cataluña "y de la organización territorial" de España. Es más ha incidido en que "el pacto territorial no lo rompió el PP nunca, jamás", sino que éste "fue destrozado por el anterior Gobierno socialista".

HAY MARGEN EN LA CONSTITUCION

Así, ha insistido en que el PP siempre estará dispuesto a hablar de este asunto, pero que --a diferencia del PSOE-- no ve necesaria una reforma de la Constitución para resolver el problema catalán, porque no existe el clima para hacerla con el mismo consenso que la de 1978 y porque ésta "es tan flexible y tan amplia que da mucho de sí". "Creo que podemos movernos dentro de ella", ha añadido.

En su opinión, lo que no es posible es una reforma constitucional "para resolver los problemas de un partido en concreto o problemas territoriales creados por partidos concretos", porque sería "abrir un instrumento valiosísimo", que esta en la base del Estado Social y Democrático de Derecho, sin saber "hacia donde se quiere ir".