Cosidó, un niño que volvió siendo director general de la Policía

Ignacio Cosidó (Foto:F.Rivas)

El máximo reponsable del cuerpo recibeel título de Huésped distinguido de la ciudad que le vio nacer.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha recibido este miércoles el título de huésped distinguido de Salamanca, ciudad en la que nació y donde vivió hasta los cinco años.

 

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, le ha entregado este reconocimiento en un acto que ha tenido lugar durante la recepción del Ayuntamiento a los participantes en la primera reunión del Consejo de Administración de Iberpol y en el Seminario de la Escuela Iberoamericana de Policía, que se celebra estos días en la ciudad.

 

 En la entrega, Cosidó ha recordado sus vivencias cuando era niño como su primera casa en la calle Echegaray, sus años en el colegio Maristas o sus paseos por la Plaza Mayor o la ribera del río Tormes, además de regresar después a la base militar de Matacán.

 

Asimismo, el director general de la Policía ha querido hacer presente en este reconocimiento la labor de los agentes en Salamanca, quienes ha dicho que son “ciudadanos distinguidos”.

 

Por su parte, el primer edil ha destacado su cariño hacia Salamanca y que “siempre la tenga presente” a la hora de organizar actividades desde la Dirección General de la Policía.

 

También, Fernández Mañueco ha resaltado “su vocación de servicio público y su dedicación a los ciudadanos” desde su actual ocupación y anteriormente en las Cortes Generales como representante de la provincia de Palencia.

 

Por otra parte, el alcalde ha agradecido el trabajo de los mandos de 18 países para mejorar la formación y la cooperación de los cuerpos y fuerzas de seguridad, y la puesta en marcha durante su reunión en Salamanca de la Escuela Iberoamericana de Policía.