Correos utilizará drones para repartir en zonas de difícil acceso donde el cartero no puede llegar

Dron de correos

Correos ha comenzado a realizar pruebas de reparto a través de vehículos aéreos no tripulados (drones), con el fin de emplear estos dispositivos de forma complemetaria a su red de carteros para garantizar envíos a zonas de difícil acceso o en casos de urgente necesidad.

Con esta iniciativa, la sociedad integrada en SEPI pretende mejorar la prestación del servicio postal y se suma a otros operadores postales públicos como La Poste y SwissPost, y compañías privadas como Amazon y DHL, que también están probando la viabilidad de los drones en el servicio de reparto de paquetería.


En concreto, Correos considera que los drones pueden facilitar la labor de garantizar la recogida y entrega de envíos cinco días a la semana que tiene que realizar para garantizar el servicio postal universal.

La sociedad indica que esta labor en ocasiones se ve dificultada en determinadas localizaciones, dado que en España hay pueblos que a menudo quedan aislados en invierno.

Además, Correos asegura que los drones también serían útiles en casos de emergencia o en los que es preciso entregrar un artículo de primera necesidad.

Correos está realizando las primeras pruebas de envíos con drones en Sotres (Asturias), una localidad ubicada en el parque natural de Picos de Europa, y que puede llegar a presentar condiciones de dificultad de acceso por razones meteorológicas como las que la compañía busca solventar con los drones.

La sociedad postal asegura haber pedido todos los permisos pertinentes para la realización de estas pruebas, tanto a la Agencia de Seguridad Aérea (AESA) como a Parques Naturales.

Las pruebas se han realizado desde dos ubicaciones distintas, una situada a 3 kilómetros y otra a 2,5 kilómetros, que son zonas más accesibles que el propio pueblo y que se encuentran en la ruta del cartero. Se trata de rutas han sido identificadas con la colaboración del cartero local.

Con estas pruebas, Correos pretende comprobar los límites de esta tecnología en un entorno real, con problemática real, y definir los procesos y recursos necesarios para poder implantar el servicio en un futuro, "siempre con el objetivo de ayudar al cartero en el desempeño de su labor mejorando los procesos de seguridad".