Correos afronta tres nuevas jornadas de huelga coincidiendo con el fin del plazo del voto por correo

Los servicios esenciales garantizan el 70% del reparto y del reparto urgente, el 70% de los efectivos en los centros de tratamiento postal y el 50% de los de oficinas, y el 100% del servicio en zonas rurales.

Correos afronta a partir de este miércoles, 13 de mayo, tres nuevas jornadas de paros parciales y huelga convocadas por los sindicatos CC.OO., UGT, CSI-F y Sindicato Libre coincidiendo con el plazo para votar por correo en las próximas elecciones municipales y autonómicas.

  

El calendario de movilizaciones contempla una jornada de paros parciales para este jueves, 14 de mayo, y una huelga de 24 horas para el viernes, 15 de mayo.

  

Las provincias que, según CC.OO., ya presentan acumulación de envíos son Madrid, Albacete, Lugo, Valladolid, Tenerife, Valencia, Ávila, La Rioja, Barcelona, Granada, Ceuta, Girona y Huelva.

  

No obstante, en el caso de Madrid, con ocasión de la festividad de San Isidro del día 15, los paros parciales se adelantan al miércoles 13 de mayo, y la jornada de huelga, al jueves 14.

  

Con estas movilizaciones, que suceden a las que se llevan a cabo en el operador desde el pasado 30 de abril y que prevén nuevas convocatorias hasta el 22 de mayo, los sindicatos pretenden manifestar su protesta por el "bloqueo" que, según aseguran, sufre la negociación del nuevo convenio colectivo de la empresa.

  

Las organizaciones sindicales también expresan su rechazo a la política de recortes que, según denuncian, lleva a cabo la empresa y que "ha supuesto la desaparición de unos 15.500 empleos desde 2010".

  

Las tres nuevas jornadas de paros y huelgas coinciden con el plazo con que cuentan los electores para ejercer su derecho al voto por correo. El plazo para solicitar esta forma de voto concluye el día 14 y el periodo para posteriormente consignar la papeleta, el 21 de mayo.

 

SERVICIOS MÍNIMOS

  

Por ello, Correos ha solicitado al Ministerio del Interior que fije servicios mínimos, dado que ante las próximas movilizaciones coinciden con "fechas claves" en la tramitación del voto por correo.

  

Los servicios esenciales, los primeros que se fijarán en el operador postal público en los últimos trece años, garantizan el 70% del reparto y del reparto urgente, el 70% de los efectivos en los centros de tratamiento postal y el 50% de los de oficinas, y el 100% del servicio en zonas rurales.

  

Correos puede pedir estos mínimos dado que la tramitación del voto por correo forma parte del paquete de servicios públicos que tiene encomendados por ley y en virtud del acuerdo del Consejo de Ministros del pasado 30 de abril, que fijó las obligaciones de servicio público de la sociedad postal ante las citas electorales previstas para 2015.

  

No obstante, los sindicatos rechazan estos servicios mínimos, que consideran abusivos, y denuncian  acumulación de envíos en varias provincias, pero no por las movilizaciones, sino por los recortes de plantilla registrados en Correos "que han provocado que la sociedad no cuente con suficientes efectivos para atender al tráfico de envíos generados por los próximos comicios.