Corpus Christi en La Alberca, una ventana a la tradición más auténtica

Los albercanos celebran el Día de Corpus en la Plaza del Pueblo
Ver album

La población engalana las ventanas y balcones de las casas, por donde ha de pasar la procesión con la Custodia portadora del Santísimo, con paños de bordados antiguos y colchas tejidas, adornados con hilos de lana y seda. Es una gran oportunidad para ver antiguos bordados populares serranos.

ROSA GÓMEZ

 

Se ha celebrado el Corpus Christi, una de las fiestas con más relevancia de la provincia de Salamanca.

 

Como ya es tradición desde hace siglos los albercanos “pulen” las ventanas y balcones de las casas, por donde ha de pasar la procesión con la Custodia portadora del Santísimo, con paños de bordados antiguos y colchas tejidas manualmente en antiguos telares, y adornados con hilos de lana y seda. El suelo se perfuma con tomillo y otras hierbas aromáticas creando una explosión de colores y olor . El viento ha sido también protagonista haciendo lucir con más brío los ajuares  y esparciendo las fragancias purificadoras de la lavanda e incienso. Es sin duda, una gran oportunidad para poder ver antiguos bordados populares serranos, al igual que vestimentas tradicionales como el afamado traje de vistas.

 

A lo largo del recorrido de la comitiva se instalan altares, en los cuales se coloca la Custodia, procediendo el sacerdote a la bendición del público presente;  los niños de la primera comunión arrojan pétalos de rosa cuando se alza el Santísimo.

 

Las aras se adornan con telas bordadas, cojines antiguos, antiguas imágenes, urnas, etc.; todo ello como muestras del arte popular del municipio.

 

El lugar más importante del recorrido es el atrio de la iglesia, donde se lleva a cabo el Ofertorio por hombres y mujeres vestidos con los trajes tradicionales de La Alberca, además de Autoridades y Mayordomos y el Abad de la Hermandad con sus capas típicas; todo ello en un marco de solemnidad y respeto en la que no falta la figura del tamborilero.

 

El primer acto comenzó a las once y media con la misa, y a continuación ha dado inicio la procesión. La corporación municipal es la encargada de bajar el palio desde el templo, tras los estandartes que representan a las cofradías, hasta la plaza Mayor, lugar en el que se encuentra el primer altar; a partir de aquí, los componentes de la Hermandad del Santísimo han portado el palio hasta finalizar el itinerario seguido por la comitiva, itinerario que es prácticamente igual al que se viene haciendo desde tiempos antiquísimos, aunque desde hace un tiempo ha variado para pasar también por la Residencia de Mayores.