Corbacho dejará la cartera de Trabajo tras la huelga del día 29

Seguirá en política. El todavía ministro se incorporará a las listas del PSC de cara a las elecciones catalanas que se celebrarán en noviembre. Respuestas. Las críticas no se han hecho esperar
efe / madrid

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, abandonará su cartera tras la huelga general del 29 de septiembre y regresará a la política catalana para incorporarse a las listas del PSC de cara a las elecciones autonómicas que se celebrarán en noviembre. Alcalde de L’Hospitalet durante catorce años, presi- dente de la Diputación de Barcelona y responsable de política municipal del PSC, Corbacho ocupará uno de los puestos de salida de la candidatura de José Montilla.

Un anuncio que aviva los rumores sobre una remodelación ministerial profunda –especialmente por el proceso de primarias del PSM en el que se está inmersa la titular de Sanidad, Trinidad Jiménez–, especulaciones que se ocupó de zanjar la vicepresidenta primera. “No hay una crisis de Gobierno”, subrayó María Teresa Fernández de la Vega, quien insitió en que el Ejecutivo “no está en eso” (en una remodelación de carteras), aseguró que el cambio se limitará a la sustitución de Corbacho y consideró “normal” que el PSC quiera contar con él en sus filas dada su trayectoria y experiencia. La federación del PSC en L’Hospitalet de Llobregat propondrá formalmente a Corbacho para incorporarse a la lista autonómica de José Montilla, que podría situarlo de número tres de la candidatura y, a buen seguro, entre los cinco primeros, según indican fuentes de este partido.

Fuentes que añaden, además, que la decisión fue pactada entre el propio Corbacho y José Luis Rodríguez Zapatero, con la complicidad del presidente de la Generalitat.

Corbacho sale del Gobierno en un momento marcado por la reforma laboral, la de las pensiones y la de los servicios públicos de empleo, además de por la huelga general convocada por los sindicatos. Ha sido testigo desde su mandato en el Ministerio de la mayor crisis económica vivida en España en décadas, lo que ha provocado una enorme destrucción de empleo y ha elevado el número de parados hasta casi los cuatro millones.

Sin embargo, la salida de Corbacho del Ministerio no se producirá hasta que quede aprobada la reforma laboral en el Congreso –en el pleno de la semana próxima– y se celebre la huelga general. El hecho de que vaya a esperar este mes para dejar su cartera no evita que distintas fuerzas políticas arremetan contra su decisión, como el PP, cuya secretaria general, María Dolores de Cospedal, le ha acusado de dejar a los españoles “abandonados”.