Contrincantes de otra Liga

Nuevo triunfo de Perfumerías Avenida en la Liga Femenina, importante a pesar del flojo rival porque permite a las charras continuar invictas en la competición doméstica en una jornada en la que sus dos grandes rivales, Ros Casares y Rivas Ecópolis, se enfrentan entre ellos.
Isabel de la Calle

En el choque de ayer frente al Cadí laSeu d’Urgell no quiso Lucas Mondelo dar muestras de confianza en el comienzo y sacó de inicio su cinco de gala con Domínguez, De Mondt, Torrens, Lyttle y De Souza. Desde el principio, además, trabajaron con una zona press 2x3 en defensa que hizo mucho daño al conjunto gerundense.

Sin bajar la guardia en defensa, Avenida siguió a su habitual ritmo en ataque, logrando un parcial de 18-3 en los cinco primeros minutos, en los que el rival de las charras, además, ya se había metido en bonus.

Las catalanas sumaron tres triples en los diez primeros minutos por sólo dos lanzamientos de dos, mientras que Avenida se fue hasta los 37 puntos al final del primer cuarto.

Con el paso de los minutos, Mondelo fue dando entrada a sus jugadoras de banquillo con asiduidad. El nivel de las charras ante un rival tan inferior no bajó, si bien en defensa se relajaron algunos minutos y La Seu se fue a los 21 puntos en este segundo cuarto. Terminaron las locales con las jóvenes Laura Gil y Amaya Gastaminza como pareja interior de Avenida.

No comenzaron del mismo modo las cosas en la reanudación del encuentro. Perfumerías Avenida, mucho más complaciente, encajó un 0-6 en los tres primeros minutos, aunque el marcador obviamente no corría peligro (61-41). Lucas Mondelo paró este inicio de reacción catalana con un tiempo muerto y el cambio de Anke por Alba.

Fue este tercer cuarto el más feo de los jugados, con Avenida muy atascado en ataque y sin tanta contundencia en defensa. No bajaba los brazos La Seu, pero a pesar de ello, la diferencia entre ambos equipos es tal que las leridanas no pudieron acercarse en el luminoso, ya que el parcial terminó con 14-13 en el marcador, por lo que los últimos diez minutos comenzaron con un contundente 75-48 en el pabellón de Würzburg.

Nada cambió, por otro lado, en el último cuarto, donde la inercia llevaba a Avenida a seguir sumando hasta llegar a los treinta puntos de diferencia (80-50 en el minuto 2).

Mondelo seguía con su carrusel de cambios para que el equipos que estuviera en la cancha no bajara nunca el ritmo. Probó el técnico catalán además varias alternativas en su equipo como un equipo sin bases (subía Anke el balón) y con Montañana o Gastaminza al tres, al que dio salida durante la parte central y final del cuarto.

Una buena jornada para el equipo charro que dio descanso a sus jugadoras más castigadas como Lyttle y De Souza, que no superaron los 25 minutos sobre la cancha. Por contra, Gil pudo disputar 13 minutos, los mismos que Isa Sánchez, y Gastaminza, casi siete.