Continúan vertiendo por coronación los embalses del Tormes y el Águeda

Embalse de Aldeadávila

El volumen embalsado del Duero ha subido ligeramente hasta el 83,5%.

Durante la jornada de hoy domingo, la situación de los cauces en la cuenca del Duero sigue siendo de alerta generalizada con 15 estaciones de aforo en dicho nivel y 1 en alarma en el río Carrión (Villoldo-Palencia).

 

Las crecidas del día de ayer en el Esla y sus afluentes, Órbigo, Tera y Cea se van trasladando a los tramos medios y bajos de ese sistema. Así el alto caudal del Cea que entró en alarma en la tarde-noche pasada en Sahagún se notará a lo largo del día de hoy en su curso medio y bajo.

 

Por su parte el propio Esla en el área de Benavente en la confluencia con el Tera, Órbigo y Cea proseguirá hoy con altos caudales trasladándose a tierras zamoranas la punta con que ayer discurría en la provincia de León.

 

Otro tanto irá sucediendo con los caudales del Carrión cuya crecida de esta noche irá trasladándose hacia Palencia.

 

El Pisuerga notará la crecida de sus afluentes en su cuenca baja en los próximos dos días en los que puede rozar la alerta aunque no se espera que llegue a una situación de alarma.

 

El Duero a su paso por Toro y Zamora proseguirá con caudales importantes pero sin llegar a situaciones preocupantes.

 

Los embalses vienen manteniendo un magnífico comportamiento en la laminación de las crecidas de cabecera. Su volumen embalsado ha subido ligeramente hasta el 83,5%. Siguen soltando de forma controlada un caudal moderado las presas de la Confederación.

 

Sólo están vertiendo por coronación los embalses del río Águeda y del Tormes en la provincia de Salamanca, así como el de Arlanzón que vierte a Úzquiza en Burgos y el del Pontón Alto de Segovia.

 

Los embalses hidroeléctricos del Esla y del Duero en Zamora, así como los fronterizos del Duero en Salamanca siguen vertiendo por coronación.

 

En resumen, es necesario seguir con atención la evolución de los puntos conflictivos. Es presumible, no obstante, que la evolución meteorológica hacia situaciones menos adversas permita una tregua en las cabeceras y cursos medios en los próximos días.