Continúa la mejoría de Fortes: "Ya puede sentarse en la cama"

Nemesio Matías, el apoderado del torero malagueño, explica a TRIBUNA de Salamanca que ya le han quitado los drenajes "porque no expulsa sangre".

El torero malagueño Saúl Jiménez Fortes evoluciona "positivamente" de la gravísima cornada que sufrió en el cuello el pasado domingo en Vitigudino, tanto que tal y como adelantábamos ayer, "ha empezado a articular algunas palabras desde el percance, según ha confirmado" su apoderado Nemesio Matías.

 

Matías ha desvelado que Saúl ha querido transmitir tranquilidad a su familia, señalando que está "va a tirar hacia delante", más aun después de que la pasada noche "le hayan retirado los drenajes porque no expulsa sangre".

 

Pero sobre todo, lo que más alegría le ha traído a sus allegados es que ya "puede sentarse en la cama", algo que "nos da tranquilidad, lo vemos incorporado, hablando un poco, estamos muy contentos".

 

Otra buena noticia es que sigue sin aparecer la fiebre, que denote alguna infección en la herida, y permanece consciente, estable y respirando por sí mismo.

 

A pesar de la buena evolución del joven espada malagueño, aún es pronto para establecer ningún plazo de recuperación, ni siquiera cuántos días deberá permanecer más en la UCI, mas lo importante es «seguir ganando días y que vaya siempre para adelante y no de ni un solo paso hacia atrás», ha indicado Matías, quien además destaca la "positividad" que los médicos del Hospital Clínico de Salamanca "nos dan cada día que lo ven".