Continúa cortada la A-67 y los rescatados la pasada madrugada han pasado otra noche en Reinosa

Las personas rescatadas la madrugada del jueves de la A-67 después de quedar sus vehículos atrapados por la nieve y que fueron trasladadas a Reinosa han tenido que pasar otra noche en la localidad campurriana ante la imposibilidad de reabrir al tráfico el tramo entre Arenas de Iguña y Reinosa y el puerto de Pozazal, en el límite con Palencia.

Debido a que la carretera sigue cortada al tráfico también continúan inmovilizados este viernes los cerca de 200 vehículos que permanecen retenidos en un aparcamiento provisional habilitado en Arenas de Iguña.

 

En estos momentos, además del de la A-67 entre Arenas de Iguña y Reinosa, permanecen cortados tramos de otras catorce carreteras, dos de ellas nacionales.

 

Concretamente se trata del de la N-611 entre Arenas de Iguña y Reinosa; y el de Los Pandos-Bollacín en la N-623.

 

ampoco se puede circular en la CA-265 en Collado de Asón, a la altura de Arredondo; en la CA-183, entre Reinosa y Alto Campoo; en el puerto de La Sía, en la CA-665; en el de La Matanela, en la CA-633; en el de Palombera (CA-280); en el de Estacas de Trueba, y en el de Lunada (CA-643), según la información de la DGT, consultada por esta agencia.

 

Igualmente es imposible la circulación en la CA-184, Potes-Piedrasluengas; en la CA-272, Pozazal-Polientes; en la CA-284 en el Alto del Bardal; y en los tramos de la CA-741 Los Carabeos-Montesclaros y de la CA-744 Hormiguera-Reocín de los Molinos.

 

Además, hay ocho puntos de la Red Secundaria de Carreteras donde se precisa el uso de cadenas o neumáticos de invierno o en los que no se permite el paso de camiones o autobuses.

Noticias relacionadas