Contador entra tercero en la etapa reina y ya es segundo en la general

SEGUNDOS. Sólo seis le separan del liderato, que fue para Stephen Cummings (Sky). DE NUEVO FELIZ. “Estoy disfrutando enormemente a pesar del dolor de piernas”, reconoció ayer Contador
EFE / LISBOA
El ciclista británico Stephen Cummings (Sky) ganó ayer la tercera y más difícil etapa de la Vuelta al Algarve y frustró, por escasos metros, las esperanzas de su actual campeón, el español Alberto Contador, que entró tercero y ya es segundo en la general, a seis segundos del ganador de la etapa.

En el Alto de Malhao, un puerto de segunda categoría, y el tramo más duro de la etapa reina de la vuelta, Cummings se convirtió en el nuevo líder de la prueba al imponerse en la llegada a Contador (Saxo Bank) y otros tres corredores que entraron pegados a él.

Con todo, la buena actuación de ayer del ciclista español le ha aupado desde el puesto 17 al segundo de la clasificación general.

Contador ha reconocido que en esta Vuelta al Algarve no se siente como en otros años pero esperaba mejorar en la etapa de ayer con la ayuda del Alto de Malhao, el tramo más difícil de todo el recorrido y en el que se proclamó campeón el año pasado. El español ha ganado las dos últimas vueltas algarvias y, pese a no destacar en las dos primeras etapas de esta edición, considera que su resultado no es malo, dado que ha vivido días “muy complicados”.
“Estoy muy contento con el resultado porque he podido llegar en cabeza y, aunque he sido tercero, he estado luchando por el triunfo hasta el final”, dijo el corredor madrileño.

La cuarta etapa de la prueba se celebra hoy entre Albufeira y Tavira con un recorrido de 167,3 km y un puerto de tercera categoría.