Conservatorios y Banco de Alimentos, unidos: música a cambio de comida

El tenor Adolfo Muñoz y Godofredo García Gómez. (Foto: NSZ)

Conservatorios Profesional y Superior colaboran con la ONG en un concierto solidario el día 28 de noviembre a cambio de dos productos no perecederos, con motivo de la mayor campaña a nivel nacional.

Los dos Conservatorios de Música de Salamanca, el Profesional y el Superior, han brindado su colaboración en forma de concierto al Banco de Alimentos de la provincia para la recogida más importante del año a nivel nacional, que tendrá lugar los días 28 y 29 de noviembre. 

 

El concierto, presentado por el presidente del Banco, Godofredo García Gómez, junto al que será el tenor, Adolfo Muñoz, llevará por título Barrocos. De Bach a Monteverdi, y dará un repaso a algunas de las páginas vocales más bellas de esta época, con una selección de piezas de Caccini, Monteverdi, Bach o Haendel. Se celebrará el viernes 28 en el Auditorio del Conservatorio Profesional de Música, en la céntrica calle de las Tahonas Viejas, y con un aforo de 400 personas.

 

El precio de la entrada, por supuesto, no será será de dinero metálico, sino que habrá que presentar "al menos dos productos no perecederos", indica García Gómez. "Cualquier producto será bienvenido, si bien hay especial necesidad de básicos como aceite, leche y azúcar".

 

El Banco de Alimentos llegará este año a 14.000 personas con alrededor de 3 millones de kilos de comida, solamente a nivel de Salamanca provincia. Para esta Gran Recogida se contará con la colaboración de los supermercados, por lo que "nadie tendrá que buscar al Banco, sino que el Banco irá a todo el mundo, gracias a los 700 voluntarios que pondrán su granito de arena esos días", indica García Gómez. 

 

El concierto se tratará de música de gran calidad, puesto que será interpretado "únicamente por profesores de ambos conservatiorios, gente con gran experiencia y profesionalidad", ha indicado Muñoz. "Hemos elegido el Barroco, puesto que es una música que se escucha con facilidad y emotividad; cualquiera, sin ser un melómano, va a disfrutarlo con intensidad". Por ello, invitan a todo el mundo a disfrutar y colaborar con esta "estupenda iniciativa".