Consejos para circular con nieve o niebla: qué hacer antes y durante el viaje

Nieve

La DGT apela además a las dos reglas básicas para los conductores: Prevención y Prudencia.

La Península vive el primer gran temporal del año. Varias provincias se encuentran en alerta por la bajada de las temperaturas y el aumento de las precipitaciones.

 

Condiciones meteorológicas adversas como la nieve, hielo, niebla, lluvia o viento alteran significativamente las condiciones de circulación. Desde la Dirección General de Tráfico aconsejan tener siempre presentes las Dos Reglas Básicas para la conducción en invierno: la PREVENCIÓN y la PRUDENCIA, que permiten circular por carretera en las mejores condiciones de Seguridad Vial.

 


ANTES DE SALIR DE VIAJE

 

1. Revisa el buen estado mécanico, especialmente los frenos.

 

2. Comprueba las escobillas y el funcionamiento del limpiaparabrisas y la luneta térmica.

 

3. Examina el alumbrado del vehículo, antiniebla y sus reglajes.

 

4. Revisa los niveles de líquido de frenos y aceite, anticongelante y del limpiaparabrisas.

 

5. Limpia el coche y cristales, faros, retrovisores y reflexivos: para ver y ser vistos.

 

6. Confirmar la presión, dibujo y ranuras de los neumáticos para asegurar una buena adherencia a la carretera y evitar deslizamientos. En caso de no tener neumáticos de invierno lleva cadenas.

 

7. En caso de circular por zonas de montaña, utiliza 'neumáticos de invierno'.

 

8. Lleva recambios imprescindibles como: rueda de repuesto, chaleco reflectante y dos triángulos de señalización de peligro.

 

9. Además puede ser importante que lleves linterna de emergencia, bayeta antivaho y rasqueta para el hielo.

 

10. Se aconseja informarse del tiempo antes de salir a las carreteras y en caso de que la
situación empeore se recomienda parar el coche en zonas de descanso o en alguna población cercana.

 

¿QUÉ HACER CUÁNDO HAY NIEVE O NIEBLA EN LA CARRETERA?

 

1. Circula con el alumbrado de cruce.

 

2. Modera la velocidad.

 

3. Aumenta la distancia de seguridad.

 

4. No te salgas de las rodadas de otros vehículos.

 

5. Utiliza el volante, el acelerador y el freno con suavidad.

 

6. No aceleres al iniciar la marcha, solo suelta suavemente el pie del acelerador y circula con marchas largas para no patinar.

 

7. En caso de pisar una placa de hielo, soltar suavemente el acelerador y girar despacio el volante y si tienes que frenar hazlo también con suavidad para no bloquear las ruedas.

 

8. Son varios los tipos de cadenas y neumáticos que existen. Cadenas metálicas, más duras y eficaces, aunque más ruidosas; cadenas semiautomáticas, más costosas pero más seguras y fundas textiles, las de más fácil montaje. Los neumáticos de invierno pueden ser un sustituto a las cadenas durante toda la temporada.