Consejero catalán de Interior pide plenas competencias de tráfico y augura que solo será posible con la independencia

Felip Puig (conseller de Interior de la Generalitat) y Ole Thorson (PAT)
El consejero de Interior de la Generalitat, Felip Puig, ha vuelto a pedir una "administración única" de tráfico para Cataluña con competencias en permisos de conducir, reglamentación del código de circulación, autoescuelas y formación, y ha augurado que solo será posible con la independencia.
BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS)

El consejero de Interior de la Generalitat, Felip Puig, ha vuelto a pedir una "administración única" de tráfico para Cataluña con competencias en permisos de conducir, reglamentación del código de circulación, autoescuelas y formación, y ha augurado que solo será posible con la independencia.

En declaraciones este jueves a los periodistas tras inaugurar las XVI Jornadas Mediterráneas de Seguridad Vial en Barcelona, ha indicado sobre la obtención de estas competencias: "Es el propósito del país, el propósito del Gobierno catalán, y estoy convencido de que también lo será para el futuro gobierno tras las elecciones".

Preguntado si tendrán que pasar por la independencia para obtener estas competencias, Puig ha argumentado: "Si hemos de tener en cuenta lo ocurrido en los últimos 30 años, seguramente no hay otra alternativa".

"Lo hemos intentado sin parar desde una perspectiva dialogada, negociada, de comprensión, de respeto mutuo, pero en este y otros ámbitos España se ha cerrado en banda --ha dicho--. Por lo tanto, no sé si hemos de pasar por este estadio de Estado propio que se propondrán los catalanes en los próximos tiempos, pero seguiremos trabajando para conseguirlo".

Para el titular de Interior, Cataluña aspira a obtener estas competencias "no solo por una ambición de autogobierno, sino también desde una perspectiva de eficacia, eficiencia y proximidad".

Además, Puig ha asegurado que los ciudadanos notan que existen "duplicidades y distorsiones" entre el Servicio Catalán de Tráfico (SCT) catalán y la Dirección General de Tráfico (DGT) estatal.

Según él consejero de la Generalitat, la sociedad entenderá, más allá "del ánimo patriótico o el romanticismo independentista", que es de sentido común y tiene que caer del lado de Cataluña.

Sobre si propone que la DGT se vaya de Cataluña, ha puntualizado que no propone "que nadie se vaya de Cataluña", pero ha reiterado que quieren una sola administración por una cuestión de eficacia.

Desde una perspectiva de la administración del tráfico, ha apostado por avanzar en una armonización a nivel europeo unificando límites de velocidad, los mecanismos de gestión de las sanciones, de normativas, en la señalización: "Esta visión europea es muy necesaria, y desde Cataluña la vamos impulsando".