Conquero lo tuvo fácil para ser de nuevo el rival de Avenida en la final

Asurmiendo sale al contraataque ante el intento de oposición defensiva (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Sin historia (59-31). El reverso de la moneda de la primera semifinal. Conquero disfrutó de puente de plata hacia la final ante un IDK que quedó debilitado en el primer minuto por la lesión de Bravard, 

 

FICHA DE PARTIDO

 

CB CONQUERO (25+11+10+14): Roso Buch (8), Carmen Asurmendi (3), María Pina (7), Adaora Elonu (15), Talia Caldwell (6) -cinco inicial-, Catarina Sa Castro (2), Iciar German (8), Haley Peters (6), Luci Pascua (2), Alba Prieto, Andrea Alcántara (2), Nerea Raluy. 

 

IDK GIPUZKOA (11+6+6+8): Oumol Sarr (6), Cierra Bravard (2), Onintza Aduriz (0), Amanda Ashley (11), Daria Mieloszynska (3) -cinco inicial-, María Erauncetarmur (2), Lara Gonzalez (3), Miriam Foraste (0), Sara Iparraguirre (2), Ainhora Taboada.

 

ÁRBITROS: Mendoza Holgado, Esperanza María y Olivares Iglesias, Alfonso.

 

INCIDENCIAS: Segunda semifinal de la Copa de la Reina disputada en el pabellón Gasca de San Sebastián. 

Si sobre el papel, por estadísticas, por clasificación y por lógica eres el equipo 'pequeño' d ela semifinal y si encima a los dos minutos y después de haber sido la primera en anotar tu mejor jugadora se tiene que ir al banquillo lesionada y entre lágrimas, no se te puede poner un partido más cuesta arriba y más favorable para tu rival. 

 

Eso es lo que le pasó al IDK Gipuzkoa  que si se enfrentaba a su presencia en la Copa casi como si de un regalo se tratara y con el reto de aguantar todo lo posible, se encontró con un varapalo nada más empezar.

 

Todo lo contrario para el Conquero que tras ver como Bravard se tenía que ir lesionada ya se vio con el partido casi en la mano y tras el 2-0 inicial y dos malos ataques, soltó toda la tensión. Dominadoras con superioridad aplastante bajo el aro, las de Huelva se fueron diez arriba en un visto y no visto. Además, sus exteriores se encontraron con mucho espacio para lanzar a canasta el final del cuarto, con 25-11, el partido apuntaba a decidido y con poquito desgaste.

 

De hecho Carrasco pudo empezar a rotar muy pronto y a dar descanso a jugadoras como Asurmendi o Elonu. Quince puntos arriba a cinco del descanso y 18 cuando este llegó para un encuentro que se había quedado demasiado pronto sin historia. Absolutamente nada que ver con la otra semifinal.

 

Conquero se instaló por encima de los 20 puntos en la reanudación con Elonu jugando a placer pese a los intentos de IDK de tirar de orgullo. Pero era una lucha tan desigual que hasta en la grada se perdió cualquier atisbo de fiesta por parte onubense. Más de uno se pudo a echar a dormir pensando en la final de igual forma que más de una jugadora pudo comenzar a economizar fuerzas

 

El partido se convirtió en una sucesión de fallos. Unas porque lo intentaban pero no podían llegar y se empeñaban en lanzamientos lejanísimos y las otras porque con 20 arriba se dedicaron a sestear y a intentar resolver con acciones individuales. Desde debajo el aro seguían aumentado su ventaja hasta entrar en los dos últimos minutos ya con junior en pista. IDK lo intentó pero... toque a la FEB: La Copa merece otro tipo de semifinal.