Confiterías Gil vence en un agónico derbi frente al Alhambra de Guijuelo

Nacho lanza un penaliti a la portería de Luis. (Foto: Javier Burón)

El equipo de la capital se impuso finalmente por 2 goles a 0 frente a un Alhambra al que no le quiso entrar la pelota.

El fútbol sala salmantino disfrutó de su derbi en la Tercera División nacional, que enfrentó al equipo de la capital, Confiterías Gil, frente al Alhambra de Guijuelo. El encuentro estuvo marcado por la gran labor defensiva y de los porteros y el poco acierto arriba, lo que se tradujo en un muy bajo resultado para el fútbol sala, con un 2 a 0 a favor del equipo local. No obstante, la falta de goles quedó compensada con la emoción y lucha de ambos equipos hasta el final, que fue agradecido por el público congregado en La Alamedilla.

 

El partido, muy igualado la mayor parte del tiempo, sufrió de un centro del campo muy trabado por la buena presión de ambos equipos, así como un desacierto en general, especialmente en las jugadas de estrategia a balón parado, que no llegaron a materializarse, para la desesperación de la grada y de los jugadores, especialmente los que se habían desplazado desde Guijuelo.

 

De esta manera, tras varias ocasiones por parte de ambos equipos no del todo claras, con un ligero dominio de Confiterías Gil, Nacho desaprovechó el primer penalti del partido para estos, debido a una gran intervención del guardameta visitante, Luis. En estos minutos, por la mitad del primer tiempo, llegaron numerosas ocasiones que los locales no llegaron a transformar, incluido un segundo penaliti desaprovechado. Los últimos minutos de este primer tiempo finalizaron con un tímido despertar de los de Guijuelo con un par de ocasiones que tampoco llegaron al fondo de la red.

 

La segunda parte arrancó con ambos equipos muy animados y en busca del primer tanto del partido, en un toma y daca de lo más vistoso para el respetable que se congregó en el Pabellón Municipal de la Alamedilla, y que dio lugar a muchas ocasiones, ya algo más claras para ambos equipos, donde cualquiera pudo haberse adelantado en el luminoso.

 

(Foto: Javier Burón)

 

Fue a falta de 14 minutos cuando Raúl anotó el primer tanto para Confiterías Gil después de robar el balón en el campo del Alhambra. Este abrió para Álvaro, quien lo intentó desde la derecha, topando con el portero, quien ya fuera de la portería no pudo evitar que el rechace le cayera de nuevo a Raúl, que envió al fondo de la red.

 

En esta se vino arriba el conjunto local, que dispuso de muy buenas ocasiones y posesión, también sin materializar, frente a los intentos de Alhambra de salir adelante.En estas que pudo llegar el empate que finalmente no fue, pues el cuero disparado desde lejos por Sergio topó con el palo izquierdo de Iván. A partir de aquí, los guijuelenses tomaron las riendas para tratar de poner las tablas en el marcador y dominaron casi hasta el mismo final, nadando para morir en la orilla para desesperación de sus seguidores, frente a un Confiterías que esperó muy bien atrás tratando de aprovechar alguna contra.

 

Los tiros de los guijuelenses desde fuera toparon toparon con los rivales o no iban entre los tres palos, y las jugadas de estrategia no terminaban de cuajar. A seis minutos del final, Ángel dispuso de un lanzamiento de penalti que tampoco pudo anotar, pues salió por el palo izquierdo por tan solo unos centímetros.

 

Así se llegó a los dos últimos minutos, ya con Alhambra lanzando una ofensiva por el todo o nada y un Confiterías Gil más cerca del gol en algún contragolpe, como el balón que estrelló Fran en ambos palos y que tampoco quiso entrar. En estas llegó el segundo y definitivo gol de los locales, a tan solo 15 segundos de la bocina, mediante otro penaliti que, esta vez sí, Nacho marcó para poner fin a unos agónicos minutos que terminaron con un duro castigo para un luchador Alhambra y la alegría y satisfacción de la grada capitalina.