CONFIANZA ¿INFINITA?

CANO SOBREVIVE A LA RACHA. Se mantiene, aunque se intuye que Tarragona marcará su destino
Teresa Sánchez
Óscar Cano sobrevivirá a la peor racha de resultados en la historia de la Unión Deportiva Salamanca. El técnico tiene la confianza plena del consejo de administración de la UDS que ni siquiera se ha planteado su destitución según confirmaron algunos consejeros tras el partido ante el Tenerife y ratificó ayer a este medio el presidente Juanjo Pascual.

Una opinión que aseguran es unánime y una confianza que califican como total, aunque la pregunta que hay que plantearse es si será infinita, algo que en realidad en el mundo del fútbol es implanteable. De hecho, aunque nadie quiere reconocerlo dentro del club de manera clara, lo que parece evidente es que esa confianza tiene como margen el encuentro del próximo domingo frente al Nástic de Tarragona. Una nueva derrota en la visita al conjunto catalán provocaría una situación casi insostenible de cara al siguiente encuentro en el Helmántico. De perder se caería en descenso, aunque pesaría más esa cifra de diez encuentros sin vencer.

Al margen de lo que supondría para el club el tercer despido de un entrenador en menos de dos años, la continuidad de Óscar Cano se explica desde el respaldo que recibe de la gran mayoría de los directivos, que ven en él un entrenador capaz de dirigir a un equipo como el que se vio en las primeras jornadas, y también pesa mucho la opinión que han pulsado dentro del vestuario donde la valoración de los futbolistas sobre el técnico es positiva.